Periodismo

"Es una opinión personal e intransferible", confesaba Carles Francino a la audiencia de 'La Ventana', justo después de haber arremetido contra los profesionales del cine español porque, durante la gala de los premios Goya celebrada el sábado 3 de febrero de 2018, nadie se acordó de los políticos catalanes presos--La prensa de izquierdas desata un linchamiento en toda regla contra Arturo Valls por salirse del guion feminista de los Goya--.

Esto es para provocar, ¿a nadie le chirria dentro del mundo del cine, tan proclive que es a la protesta y a la reivindicación, que haya unos tíos en la cárcel en preventiva, que lleven tres meses sin juicio ni nada?

Yo no comulgo en absoluto con algunas cosas que se hicieron y lo he dicho ¿eh? ¿Pero no les parecía un poquito fuerte prisión preventiva y durante tanto tiempo? Bueno pues como nadie lo dijo en la gala de los Goya ya lo digo yo.

Fue la argumentación del locutor de la Cadena SER, muy en la línea de otras comunicadoras polémicas como Pilar Rahola, que directamente calificaba de "verguenza" la ausencia a cualquier mención a 'Los Jordis' u Oriol Junqueras durante la entrega de los galardones más importantes del cine español--Carlos Alsina se troncha de Pilar Rahola por vociferar contra los Goya porque nadie se acordó de los "presos políticos" catalanes--.

Las palabras de Francino desde la SER fueron aplaudidas y difundidas por Gabriel Rufián, permanentemente conectado a las redes sociales: "mil gracias", le dijo el polémico coportavoz de la Esquerra en el Congreso, que parecía volver a reconciliarse con el 'periodismo', si se entiende como tal el que dice lo que él piensa--La resaca de los 'Goya 2018': ¿Por qué fue una gala tan mala?--.

Quien le gestione el perfil al preso Junqueras también se hizo eco de las inesperadas palabras del locutor catalán y las difundió desde Twitter para sus seguidores, lo que contribuyó a agitar el cóctel:

Inmediatamente Francino era jaleado por decenas de independentistas catalanes, aunque muchos otros usuarios mostraron su desacuerdo. Había opiniones para todos los gustos con los bandos bien diferenciados:

Fueron algunas de las críticas.