Periodismo

Carlos Herrera ha dado un puñetazo sobre la mesa y el mensaje, a estas horas, ha debido de llegar ya a los tibios y mediotínticos de La Moncloa después de haber dejado a su libre albedrío a la golpista TV3.

El acoso mediático sufrido por Inés Arrimadas en su última aparición en la cadena pública catalana, concretamente el 3 de febrero de 2018 en el programa 'Preguntes Freqüentes', ha encendido los ánimos del director de 'Herrera en COPE' que invita a todo aquel que se precie de constitucionalista de no volver a esa cadena puesto que uno no está a salvo ni con desinfectante.

Herrera, basándose en el artículo que este 7 de febrero de 2018 escribe Cristian Campos en El Español -Pronto le pedirán a Arrimadas la prueba del pañuelo en TV3-, se lanzaba a degüello contra la cadena y uno de sus tertulianos, un tal Andreu Barnils:

Inés Arrimadas, en TV3, vivía un nuevo momento bochornoso, literalmente bochornoso, en un programa llamado 'Preguntes Freqüentes'. TV3 exige una pureza de comportamiento a Arrimadas que es propia de una televisión embrutecida. Hoy hay un artículo muy interesante de Cristian Campos en El Español que es muy divertido porque dice que la TV3 es una televisión para niños, barcelonistas y tietes donde un cretino de dimensiones cósmicas que se llama Barnils le preguntó a Arrimadas por su padre, que fue funcionario de policía en los años 70, que si había hablado con él, funcionario en tiempos de Franco, de la actuación de la policía el 1 de octubre. ¡Fíjense lo mal tipo que hay que ser! Bueno este lleva siendo mal tipo toda su puñetera vida.

Herrera aseguraba que:

Cualquier día a Arrimadas le van a pedir la prueba del pañuelo y como el pañuelo no salga cuatribarrado... A TV3 no sé por qué va la gente. Yo no sé por qué Arrimadas va a TV3. Ahí no se puede entrar ni con desinfectante. No hay que ir a TV3, ¿qué necesidad hay de meterse en esa podredumbre de televisión?