Periodismo
Màxim Huerta y Toni Garrido.
Es un asunto cerrado por tanto no le comenté nada a Pedro Sánchez

El ministro Màxim Huerta ha salido al paso de la polémica tras la publicación de la exclusiva de El Confidencial que le deja, como miembro del gobierno de la limpieza y la lucha contra la corrupción, a los pies de los caballos.

Huerta ha rechazado dimitir en el curso de una entrevista con Toni Garrido en 'Hoy por hoy' de la SER. El Confidencial aseguraba que el ahora ministro de Cultura defraudó a Hacienda 218.322 euros con una sociedad montada en el año 2006--El ministro Màxim Huerta no quiere dejar de ser 'la estrella' del Gobierno Sánchez: defraudó 218.000 euros a Hacienda --.

Él ha declarado que no defraudó y que tiene todas sus obligaciones tributarias al corriente, aunque lo cierto que ya hay voces entre la progresía mediática y política que claman contra él.--La progresía mediática se pone dignísima y quiere al ministro de Cultura fuera ya: "Màxim 'Hurta'" --

"Yo pagué lo correspondiente y asunto cerrado"

La publicación asegura que el ministro de Pedro Sánchez se vio obligado a pagar 366.000 euros por fraude a través de una sociedad limitada. "Yo pagué. Cuando se cambió el criterio, se regularizó y pagué", ha repetido en varias ocasiones.

Garrido ha querido saber en varias ocasiones por qué no comentó nada a Pedro Sánchez cuando este le propuso hacerse cargo del gabinete de Cultura y Deporte, pero este ha preferido cerrarse en banda asegurando que todo está en orden e incluso se ha atrevido a atacar al PP por cargarse un plan de fomento a la lectura, pero no ha colado:

Huerta: Es un asunto cerrado por tanto no le comenté nada a Pedro Sánchez. Fue hace muchos años y ese cambio de criterio afectó a mucha gente. Yo me adapté al cambio y lo hice de manera rápida y correcta.

Garrido: ¿Fue condenado por fraude fiscal?

Huerta: Lo que cambió fue el criterio.

Garrido: ¿No hubiera sido oportuno compartir este asunto con Pedro Sánchez?

Huerta: Es un asunto personal y lleva solucionado mucho tiempo. No hay nada oscuro, solo un ciudadano que cambia un criterio fiscal y que se adapta.

Garrido: ¿Ha hablado ya con Sánchez?

Huerta: Está todo cerrado. Ahí se quedó. Quiero ser claro. Yo sigo trabajando y no me ha importado parar hoy para informar esto, porque está todo al corriente.

Garrido: ¿Cómo ha sido esa conversación con Sánchez?

Huerta: Yo he dicho seis palabras: tengo mis obligaciones tributarias al corriente. Y él me ha dicho que eso hay que transmitirlo. El cambio de criterio lo hemos sufrido muchos. No hay más que un ciudadano al que le cambió el criterio y por eso se adapta.

Después de hablar contigo yo continúo con mi agenda. Estuve anoche en el teatro apoyando...se alegraban que un ministro de Cultura fuera al teatro, fui a la feria del Libro, a apoyar a los libreros, voy a crear una dirección general del libro y fomento de la lectura que la quitó el PP, vigilando el trabajo de la SGAE para que todo salga perfecto...

Garrido: Permíteme sí, entiendo que lo que nos cuenta forma parte del trabajo de un ministro. Pero vuelvo a esa duda de ejemplaridad y sobre lo que necesitamos de ejemplar en este país

Huerta: (Suspiros)

Garrido: En cualquier caso gracias por las explicaciones y por atender nuestra llamada

Lo cierto es que el caso de Màxim Huerta recuerda al de otros periodistas, comunicadores y artistas que tributaban a través de sociedades en vez de como personas físicas.

Hacienda reclamó al periodista Federico Jiménez Losantos 1,8 millones de euros y al presentador de laSexta Gran Wyoming 910.000 por tributar a través de sus sociedades en vez de hacerlo por el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas.

Al hacerlo a través de estas sociedades los primeros 300.000 euros se tributan al 25% mientras que con el IRPF se aplica el 43%. Hacienda entiende que estos ingresos no constituyen una actividad mercantil sino de una actividad profesional.