Periodismo
Julia Otero TW

Julia Otero ha armado un buen lío en Twitter. Conocidas sus simpatías por la izquierda, la presentadora de Julia en la Onda, de Onda Cero, defendía en un tuit tanto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como al ya exministro de Cultura, Màxim Huerta, tras el capítulo que ha forzado su dimisión.

Otero escribía un tuit, en la tarde de este pasado miércoles 13 de junio, en relación con la renuncia de Huerta: "Pues ha sido el mismo día. #PalabraCumplida que honra al presidente @sanchezcastejon y a @maximhuerta por verlo claro, como reconocen incluso muchos adversarios políticos".

Una opinión que rápidamente ha provocado un terremoto en la red social del pajarito. Muchos de los seguidores de Julia Otero, oyentes de Onda Cero, se lanzaron al cuello de la locutora gallega por su evidente partidismo. "Grandes méritos está realizando para que le vuelvan a dar su programa en TVE. No se preocupe, los de su cuerda le pagarán con creces su trabajo (y no será la primera vez)", decía uno de los tuits más demoledores en un recordatorio al programa que le concedió la TVE de José Luis Rodríguez Zapatero, que por cierto fue un fracaso.

Otro demoledor comentario hacía también alusión al futuro profesional de Otero "¿ya ha sido nombrada Ministra Portavoz o solo están en funciones?".

El tuit de su "futuro" fichaje en Televisión Española fue muy celebrado pero también hubo otras muchas críticas al planteamiento de Otero. "¿Qué honra a quién?", decía un usuario de Twitter mientras que otro criticaba además al exministro de Cultura "el discurso de dimisión no ha sido muy acertado, la culpa es de los demás, la jauría y tal... lamentable".

Otro de los tuiteros le daba un tremendo zasca a Julia Otero: "Hombre Julia... a cualquier político, y más si es del PP, le hacen dimitir por estar procesado por cualquier delito antes de que salga la sentencia. Eso es dimitir no el mismo día -1. Ahora va a ser un mérito que dimita cuando ya había sido condenado".

Son solo algunos ejemplos de un largo hilo de comentarios (también los tuvo a favor de sus palabras) que han hundido a Julia Otero.