LoginLogin ClippingClipping SeguidoresSeguidores SeguidosSeguidos DesconectarDesconectar


Entrevista a Jesús Cacho en El Gato al Agua (1ª parte)

El caso Bankia pone de acuerdo a toda la derecha mediática

clipping

Antonio Jiménez: "Los liberales que se oponen a nacionalizar Bankia se dan la mano con la izquierda radical"

Girauta: "Sería de agradecer que los medios relacionados con Bankia se limitaran a informar, sin opinar"

J. F. Lamata, 10 de mayo de 2012 a las 08:57
EncuestaEn España, a nivel político... ¿qué significa ser liberal?
Antonio Jiménez./>

Antonio Jiménez.

Antonio Jiménez en El Gato de Intereconomía TV./>

Antonio Jiménez en El Gato de Intereconomía TV.

Federico Jiménez Losantos./>

Federico Jiménez Losantos.

  • Antonio Jiménez.
  • Antonio Jiménez en El Gato de Intereconomía TV.
  • Federico Jiménez Losantos.

Al conde de Romanones se le atribuye la frase de "Ya no sé ni quienes son los míos" en política. La frase podría servir para intentar entender la situación de los medios de comunicación que se definen como 'liberales' en España y han aplaudido la nacionalización del 45% de las acciones de Bankia.

Libertad Digital- "Gorigolzarri tine una clara y valiente visión financiera"

El periodista Federico Jiménez Losantos ha sido uno de los grandes responsables del renacer de la etiqueta 'liberal' en la derecha mediática, para ira de la izquierda, que siempre prefería colocar la etiqueta de 'extrema derecha' o 'ultraderecha' para los antisocialistas.

En el periódico del que es vicepresidente, Libertad Digital, no mostraron una especial visceralidad a la intervención del Estado en Bankia. En su editorial del 8 de mayo, LibreMercado (el suplemento económico de LD) no hacía mucho honor a su nombre y se preocupaba sobre todo por calmar a los ahorristas:

Con todo, no hay que exagerar ni causar alarma en torno a la situación en la que está ahora Bankia. Ni el banco está intervenido ni sus clientes o depositantes tienen nada que temer. En este sentido, la única declaración responsable y plausible desde el PSOE ha sido la de Rubalcaba tranquilizando a cuantos tienen sus ahorros depositados en dicho banco. Y es que el respaldo del Gobierno no va más que a acelerar un proceso de saneamiento que la entidad, como el conjunto del sistema financiero, ya tiene encauzado. La salida de Rato deja, además, al frente de la entidad a una persona de reconocido prestigio profesional, como es José Ignacio Gorigolzarri, que tiene una clara y valiente visión de cuál debe ser la reforma financiera. (8 de mayo)

En su programa del 10 de mayo en esRadio, Federico Jiménez Losantos analizó el tema concienzudamente, pero no lanzó ninguna crítica feroz a la nacionalización:

La intervención de Bankia, que es una entidad privada, pero era una caja de ahorros, que eso era público, pero privado. No se sabía bien si era público o privado. El problema de las cajas de ahorros es que eran fuentes de corrupción por su propia naturaleza". (...) Bankia pidió la nacionalización, que en el fondo no lo es tanto, porque ya lo era, tenía el dinero del FROP, lo único es que el Estado en vez del 20% tendrá el 40%. (...) Gorigolzarri no es la alegría de la huerta, ni lo tiene por qué ser, necesitamos gente eficaz y además ha empezado bien anunciando 'limpieza de políticos'. (...) Todo político o todo sindicalista, no digamos el Martínez del consejo de administración de Bankia, el inútil de UGT, que cobraba sólo por ir al consejo.

Carlos Cuesta: "Es absolutamente necesario solventar este problema"

Otro refente del liberalismo periodístico, Carlos Cuesta, ex director del diario económico 'Expansión' y que en la actualidad presenta el programa 'Una Mirada a El Mundo' en Discovery Max, también quiso dejar claro su apoyo a la medida:

Yo comparto que es absolutamente necesario solventar este problema porque si no nos iba a acabar hundiendo.

Otro periodista autodefinido como liberal, Federico Quevedo, convertido ya en 'firme marianista', se unía a la defensa del Gobierno en un artículo en El Confidencial:

Da igual. La cuestión es que Mariano Rajoy ha cumplido con su máxima: "Haré lo que haga falta para salir de esta crisis", aunque signifique contradecirse a sí mismo. Aunque signifique tener que meter en vereda y poner a la picota a los suyos. Aunque signifique llevarse por delante a una caja de ahorros supuestamente amiga, o amagar con la intervención de una Comunidad Autónoma gobernada por el PP. Rajoy va a hacer lo que tenga que hacer, y eso ha provocado un ataque de cuernos en el otro lado del arco parlamentario, donde el PSOE tiene todavía mucho que explicar por todo el dinero de las arcas públicas que ha puesto en manos de la banca durante estos años.

Intereconomía: "Se dan la mano la izquierda radical y los liberales"

Intereconomía ha sido coherente con su lema "orgullosos de ser de derechas", siempre entendiendo a la derecha como aquella más cercana al espectro conservador democristiano que al liberal smithsoniano.  Los tertulianos de Intereconomía no suelen demonizar la intervención estatal en la economía si el fin así lo justifica.

"El Estado está para garantizar los depósitos de los ciudadanos de los bancos", fue una de las ideas que se transmitieron desde la tertulia 'El Gato al Agua' de Intereconomía,  donde se insistió además en que el dinero que el Estado presta a Bankia no es un regalo sino un préstamo, que se recuperará a buen interés.

Durante la tertulia del 9 de mayo Antonio Jiménez y Eduardo García Serrano, criticaron a los liberales que criticaban desde los foros que el Estado interviniera en Bankia para salvar sus depósitos:

Eduardo García Serrano- Yo me quedé tranquilo al escuchar al portavoz del Gobierno, Rubalcaba, que fue el único que salió a tranquilizar. Rubalcaba actuó como portavoz del Gobierno, porque del Gobierno no salió nadie. (...) Me interesa el papel del Estado, nos movemos en una economía liberal que actua bajo la red del Estado. A mí me preocupa mucho que haya mucha gente en los foros, estos liberales... lo digo con respeto, estos liberales a calzón quitado que abominan de la intervención del Estado, a mí me parece que el Estado está para eso.

Antonio Jiménez- Para salvar los ahorros de 10 millones de ciudadanos.

García Serrano- De 10 millones de españoles.

Antonio Jiménez- Y podía seguir todo el sistema. Después de los 10 millones ahorradores, si hubiera pasado lo que no va a pasar, hubiera habido un efecto dominó... ¡Esos señores, tan liberales ellos...!

García Serrano- Quieren satanizar al Estado.

Antonio Jiménez- Que curioso, se dan la mano los que están en la izquierda más radical y los liberales.

García Serrano- Liberales de la derecha más radical. "¡Nada de Estado!". Miren ustedes, el Estado, es imprescindible para salvar los muebles. Al final siempre es un pelotón de soldados el que salva la civilización, al final es el Estado el que nos acaba salvando siempre.

Cristina Alberdi- Totalmente de acuerdo contigo. Es necesario un Estado eficaz. (...)

García Serrano- ¡Claro!

Cristina Alberdi- Un Estado que controle, eficaz, que dé garantías. Es tan negativo una liberalización a ultranza como una estatalitación a ultranza.

En Twitter el periodista Juan Carlos Girauta (también liberal) se mostraba crítico con la cobertura mediática del tema:

Sería de agradecer que los medios relacionados con Bankia se limitaran a informar, sin opinar. O que opinaran sin esconder su relación.

El enigma de la etiqueta 'liberal'

Al final en la etiqueta liberal no sabe si se esconden los defensores de la libertad individual a ultranza en todos sus sentidos, los anti-Estado en matería de economía, los defensores de la libertad de opinión (siempre y cuando sea una opinión similar a la suya, de lo contrario es ofensiva) o simplemente una forma de colocar a la 'derecha' una etiqueta que suene un poco mejor para ocultar posibles complejos.

En España, durante los años de la Transición se pelearon por la etiqueta liberal los Garrigues Walker con la Federación de Partidos Demócratas y Liberales por un lado y José María de Areilza con Acción Ciudadana Liberal por otro. En los medios Pedrojota Ramírez apoyó a los primeros y un sector de El País (los orteguianos) a los otros. Las dos operaciones acabadon sumergidas en UCD.

Tras la destrucción de UCD apareció el Partido Reformista Democrático (PRD) de Miquel Roca y los Antonio Garrigues Walker para liderar el liberalismo en España con el apoyo mediático de Pedrojota Ramírez y Jiménez Losantos, que se saldó con un fracaso rotundo (0 escaños).

El propio Duque de Suárez, quiso erigirse liberal al integrar en 1988 a su partido, el Centro Democrático Social (CDS) en la 'Internacional Liberal', cuando el fraguismo militaba en la internacional conservadora. Aunque no pocas voces aseguraron entonces que Suárez, al contrario que el que fuera su vicepresidente Abril Martorell, no había sido demasiado liberal en sus actitudes.

Unos años antes, en 1985, el ex presidente de CEIM, José Antonio Segurado creó con el apoyo de Manuel Fraga el Partido Liberal, una operación del fraguismo para atraer liberales a la federación conservadora en torno a Alianza Popular. El partido se integró en el Partido Popular en 1989.

Entre los líderes de aquel partido estaba Esperanza Aguirre, la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, que la actualidad levanta, casi en solitario, la bandera del liberalismo, aunque sus enemigos la acusan de haber sido intervencionista en su gestión (en palabras de Manuel Cobo lo fue en Telemadrid, en la Cámara de Comercio o en la propia Caja Madrid).

Lo ocurrido en Bankia ayuda a añadir más incógnitas todavía al uso de la citada etiqueta liberal y su clasificación entre las etiquetas "derecha" e "izquierda".



Recibe nuestras noticias en tu correo

Tomamos tu privacidad muy en serio
facebook

Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft 2000
Aviso Legal | Política de Privacidad | Protección de Datos | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05