Pablo Iglesias - Entrevista en La noche en 24 horas [5/12/2014]

Los mismos que pidieron la cabeza de Rallo dan lecciones

clipping

Los inquisidores de TVE linchan a Sergio Martín y permiten a Iglesias intimidar a tertulianos del 24 Horas

Intimidaciones a los tertulianos, lecciones deontológicas y ni una palabra de la actitud aterradora de Iglesias

Luis Balcarce, 09 de diciembre de 2014 a las 08:00

Pablo Iglesias apareció con un séquito de 17 personas en Torrespaña con ganas de revancha. Repartían lazos rojos "en defensa de la televisión pública" y lanzaban comentarios agresivos a los tertulianos invitados a la entrevista del 24 Horas de Sergio Martín el pasado 5 de diciembre de 2014.

"¿Que tal se vive trabajando una vez a la semana?", le dijo en tono intimidatorio a un tertuliano un miembro de la guardia pretoriana de Pablo Iglesias. En la misma línea lo atestiguaba Raúl del Pozo en su columna en El Mundo:

"Entraron en 24 Horas de TVE insolentes y en tropel, con autobuses que les esperaban en la puerta, buscando la complicidad de los cámaras y huelguistas". "Daban miedo", cuenta uno de los contertulios. "Caminan con la arrogancia de los intransigentes, pero aseguran que no quieren hacer la revolución, sino limpiar las cuadras".

Iglesias se saludó con Sergio Martín en maquillaje, en la planta cero del Pirulí, para luego subir a la planta segunda donde está el plató. No quiso estar ni un segundo cerca de los tertulianos, a quien no les dirigió la palabra en ningún momento.

Martín intentó romper el hielo comentando 'Juego de Tronos' con Iglesias antes de hacer su avance del programa. "No te voy a hacer una entrevista dura, eh?", le adelantó. Buscó que se sintiera cómodo en un clima distendido, lo contrario a lo que quería el líder de Podemos, al que le convenía la agresividad y el victimismo.

pozo-1276535490/ASÍ SE GESTÓ LA ENTREVISTA EN EL 24 HORAS

Detengámonos aquí y contemos cómo se fraguó la entrevista con Iglesias en TVE. ¿Fue gracias a la presión de los trabajadores de TVE como dijo Iglesias?

El 27 de noviembre de 2014, el día en que Podemos presentó el borrador de su plan económico, Nacho García Mostazo, director de los 'Desayunos de TVE' le ofrece a Iglesias asistir al viernes siguiente a su programa.

Iglesias declina porque tenía que grabar La Tuerka. '¿Y la semana que viene?', pregunta el líder de Podemos. 'La tenemos cubierta', le responde García Mostazo.

Al enterarse Martín de que los 'Desayunos' estaban detrás de Iglesias, él le propone a José Antonio Gundín llevarlo al 24 Horas. Gundín da luz verde y en ese mismo instante Martin le pone un mensaje a Iglesias:

"Hola Pablo, soy Sergio Martin, de 'La Noche en 24 Horas', me gustaría invitarte el viernes que viene al programa"

Respuesta de Iglesias:

"Será un honor, te pongo en contacto con nuestro jefe de prensa para que lo cierren"

Martín no tuvo noticias del jefe de prensa de Podemos, Juan Suárez, hasta tres días después. El lunes 1 de diciembre a las 13.30 h tuvo la confirmación de la entrevista.

Antes que le avisara a Gundín, la noticia ya se la había filtrado Podemos a Elmundo.es que tituló: "TVE arrincona la entrevista a Pablo Iglesias un viernes por la noche en el Canal 24 Horas". Era mentira porque el horario había sido acordado a gusto de Iglesias como lo prueban los mensajes y correos entre Podemos y TVE.

LA AGRESIVIDAD LA IMPUSO PABLO IGLESIAS PORQUE LE CONVENÍA

El buen rollo que Martín le propone a Iglesias se va por el sumidero desde el saludo inicial. Le pregunta por cómo está y el líder de Podemos le responde con un guantazo:

"Muy contento de estar aquí. ¿Te acuerdas que hace un año me dijiste ‘nos veremos pronto'? Ha pasado más de un año, ha costado que viniera aquí, si no es por los trabajadores de esta casa yo no estaría aquí".

Un simple saludo le sirve a Iglesias para dudar de la honestidad profesional del periodista que tiene delante, y dejarlo como un mindundi que no manda nada y a quien los invitados se lo eligen sus subalternos.

Martín encaja el golpe y suelta otro con reflejos:

"Es cierto, estás aquí por los trabajadores de TVE porque yo soy trabajador de Televisión Española, por eso estás aquí"

Pero el presentador de 24 Horas no quiere malos rollos, se la envaina y tiende la mano al entrevistado:

"Es un lujo que esté aquí"

Al preguntarle por el pago de la deuda, Iglesias vuelve a mostrarse agresivo ante una pregunta anodina acusando a Martin de "tirar de argumentario".

La estrategia de Iglesias comienza a quedar al descubierto: embarrar la cancha, tensar la cuerda. Parafraseando a ZP con Gabilondo, a Podemos le conviene que haya tensión. Van de víctimas pero rentabilizan la agresividad y el enfado como nadie.

En Twitter, que son muy listos, los ataques de Iglesias al entrevistador no los vio nadie, por el contrario, sólo vieron nervioso a Sergio Martín, que afirmó a mitad de entrevista:

"Me están diciendo en Twitter que nunca me han visto tan agresivo en una entrevista, pero yo no lo creo".

Si algo que se le puede acusar a Martín es precisamente de lo contrario, de no haber sido más duro en temas como la escandalosa beca de Errejón, donde Iglesias lo toreó a su antojo, para acto seguido, permitirse contar una trola sobre cómo Telecinco no quiso invitarle a ‘Un Tiempo Nuevo'.

La mentira fue desmontada al día siguiente por Sandra Barneda que señalando una silla vacía y dejando claro que Iglesias prefirió esconderse en Portugal y sesgar lo ocurrido. --Sandra Barneda sacude a Pablo Iglesias y le acusa de mentir--

IGLESIAS SACA LA FICHA DE UN PERIODISTA COMO HACÍA LA STASI

Al líder de Podemos le molesta que le recuerden sus tiempos a sueldo del régimen chavista. Lo que es evidente es que por más que nos intenta hacernos creer que no tiene nada que ver con la Venezuela de Maduro, los tics autoritarios del chavismo le salen por todos los poros.

Prueba de ello es cómo sacó la ficha policial de un periodista al ser preguntado por este por el escándalo de los pagos en negro de su productora.

Iglesias, que se llena la boca con la muletilla ‘nosotros, los demócratas', hizo alarde de su defensa de la libertad de expresión al afirmar que "es tremendo que a la televisión pública vengan periodistas condenados por mentir", en referencia al tertuliano Alfonso Rojo.

No sorprende que la frase venga de un asesor del mismo régimen que utilizó la censura, la intimidación y el boletín oficial para cerrar a todos los medios críticos con el chavismo.

El dirigente de un partido político se planta en TVE cuestionando la elección de los tertulianos y los guardianes de la esencias periodísticas no se dan por enterados.

¿Dónde estaba Xabi Fortes para denunciarlo? ¿Dónde estaba el Consejo de Informativos para decirle a Iglesias que son los trabajadores de la casa los que eligen a quien entrevistar y no los políticos? ¿Donde estaba ese fiscal mediático de guardia llamado Marc Espín para denunciarlo? Estaban a lo suyo, que era linchar al presentador y no censurar los zarpazos chavistas de Iglesias.

La que sí se dio por enterada fue la presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, que contestó al secretario general de Podemos que su organización "no juzga a los periodistas" lo que hace es "defender la libertad de información". --La FAPE rechaza las llamadas a la censura periodística de Pablo Iglesias y su 'troupe'--

SERGIO MARTIN LE DA LA ENHORABUENA A PABLO IGLESIAS

"Yo no creo que hayas estado agresivo", le dice sonriente Pablo Iglesias a su entrevistador mientras bebe agua. Se le nota seguro, como quien lleva las riendas de la entrevista. Minutos después llega la pregunta que desatará las iras de los sindicatos de la izquierda. Pregunta (desafortunada) de Sergio Martín:

"Hemos visto a Pablo Iglesias defender la salida de los presos de ETA de las cárceles. Esta semana está usted de enhorabuena, entonces...".

Iglesias cambia el gesto, contrariado, y responde: "No es un problema de enhorabuena, y que nadie juegue con el dolor de las víctimas para hablar de un tema..." y éste le interrumpe: "No es mi intención" y enfatiza: "Nada de enhorabuena, ¿eh?".

La pregunta no tiene un pase pero los inquisidores ya tienen lo que necesitaban: una prueba solvente de que Martín ha osado agredir a Pablo Iglesias.

"Sólo por esa frase debería ser inmediatamente cesado y debería abrírsele un expediente disciplinario", opina el secretario general de UGT en RTVE, Miguel Ángel Curieses y añade que la frase en concreto "atenta contra el código deontológico de Televisión Española".

¡Los mismos inquisidores de la UGT que exigieron echar al economista liberal Juan Ramón Rallo del programa de Mariló Montero ahora se atreven a dar lecciones deontólógicas! ¿Nos toman por idiotas? ¿O es que la censura sólo es justificable cuando se aplica por justicia proletaria?



Recibe nuestras noticias en tu correo

Tomamos tu privacidad muy en serio
facebook

Salas de Prensa
telefonica
Gas Natural fenosa
Banco Santander
Iberdrola
Repsol
La Caixa
Iberia
Ifema
Publicidad
Aviso Legal | Política de Privacidad | Protección de Datos | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05