Los cabezas de lista de Ciudadanos, PSOE y Podemos.

El Pais

PERIODISTA DIGITAL LO CONTÓ MINUTO A MINUTO

clipping

Sánchez se lleva el debate de El País dando un recital de mentiras y ocurrencias

Los representantes de Ciudadanos, PSOE y Podemos se ven las caras por primera vez y con la gran ausencia de Rajoy

Luis Balcarce / José Pablo González, 30 de noviembre de 2015 a las 21:00

El debate organizado este 30 de noviembre de 2015 por el diario El País tuvo un claro vencedor: Pedro Sánchez. Y lo fue porque sus disparates, ocurrencias y medias verdades le salieron gratis. El socialista mostró más aplomo que Albert Rivera (Ciudadanos) y Pablo Iglesias (Podemos) en la mayor parte del debate y no rehuyó del cuerpo a cuerpo.

A Rivera se le vio incómodo y más preocupado por leer su programa electoral que por devolver los golpes que le propinaban sus rivales. Iglesias prefirió criticar más al PP, ausente en este debate, que a sus adversarios y esto lo aprovechó Sánchez para castigarlo duramente durante todo el debate realizado en las instalaciones del Estudio F4 de Boadilla del Monte (Madrid).

Al debate le faltó altura institucional. Sánchez, Rivera e Iglesias no se apearon del tuteo y se llamaron por su nombre de pila como si se conocieran de toda la vida. Les faltó llamarse "tío", "tronco", "colega" y eso restó seriedad. La arrogancia de los organizadores en no aceptar la presencia de Soraya Sáenz de Santamaría en lugar de Rajoy también impidió que el debate ganar en pluralidad y diversidad de voces.

UNO POR UNO

Pedro Sánchez: Su estrategia se basó en jugar al ataque. Se vino arriba sacando pecho del pasado de Zapatero --"Los socialistas somos arquitectos del Estado de bienestar. Me siento orgulloso de lo que hemos hecho"-- olvidando que dejó el país al borde del rescate, en la más absoluta ruina financiera y con cinco millones de parados.

Pero sus mentiras le salieron gratis. Un ejemplo: Sánchez dijo que se comprometía a derogar toda la reforma laboral del PP cuando ésta forma parte del ‘rescate' de 2012 pactado entre la UE y el Gobierno de Rajoy. Ninguno de sus dos rivales se lo recordó.

El socialista fue el que más contundencia mostró a la hora de repartir golpes. A Iglesias le dejó besando la lona cuando le dijo que "la autodeterminación territorial que defendía era propio de la URSS, tu modelo, Pablo" y cuando le exigió que pidiera disculpas a Rivera por los insultos de Monedero insinuando que esnifaba cocaína. Consiguió que Iglesias perdiera los nervios y quedara fuera de juego.

Albert Rivera: Se le notó incómodo y nervioso durante gran parte del debate.  Al acabar, Rivera afirmó que su intención era proponer soluciones. Se equivocó con su estrategia de ‘niño bueno'. No tuvo reflejos para devolver los golpes de Sánchez y podría haberse merendado a Iglesias con sus trinques venezolanos pero le perdonó la vida. Más preocupado por recitar su programa electoral, Rivera fue demasiado blandito.

Pablo Iglesias: Perro ladrador... Centró sus ataques en el PP y Rivera, a quien le dijo que "no era de derechas sino de-lo-que-haga-falta'. Fue la única ocurrencia divertida que tuvo. Durante todo el debate se mostró como el profeta del Apocalipsis con cifras falsas sobre la pobreza y el empleo --"en España hay 10 millones de pobres"-- pero Sánchez se lo merendó cuando le dijo que "Pablo quiere hacer lo que hicimos nosotros hace cuatro años".

ASÍ LO HEMOS CONTADO MINUTO A MINUTO

Así transcurrió el debate entre Pedro Sánchez (PSOE), Albert Rivera (Ciudadanos) y Pablo Iglesias (Podemos) en 'El País', emitido también por 13TV:

 



Salas de Prensa
telefonica
Gas Natural fenosa
Banco Santander
Iberdrola
Repsol
La Caixa
Iberia
Ifema
Publicidad
Aviso Legal | Política de Privacidad | Protección de Datos | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05