Periodismo
Si uno es malo, la gente piensa ¡qué listo es este tío! Y si es bueno, piensan que es tonto

En medio de la tormenta que está sufriendo su última película La Reina de España, el boicot promovido en las redes por anónimos y famosos como Fran Rivera está haciéndole polvo en taquilla y este miércoles Fernando Trueba decidió enfrentarse a sus fantasmas y acudir al plató de Susanna Griso en Espejo Público para intentar desactivar la polémica (Trueba, ¡cómo te duele el bolsillo, ehh!: "Amo a España").

Y es que su ya legendario "nunca me he sentido español, ni cinco minutos" de hace más de un año le está pasando factura ahora en los cines y este miércoles entonó el "yo amo a mí país", "vivo aquí por elección y porque me gusta" (Henares deja hecho un trapo al 'visionario' Trueba: "Fue un perfecto estúpido").

Trueba, como suele suceder en estos casos, recurrió a la clásica descontextualización para justificar su polémico discurso y explicó que buscaba algo humorístico, "algo para hacer reír a la gente" pero "si lo sacas de contexto"...

Todo porque, en su opinión, vivimos un "momento un poco histérico" en el que cada dos por tres te encuentras a los tertulianos gritándose en los programas políticos... (¡Qué 'iluminado' eres, Jabois!: "A Trueba le boicotean su libertad de expresión")

Sea como fuere, el director intentó explicar que no odia España sino los nacionalismos de cualquier sitio:

"Todos. Todos son un atraso mental y moral. Un atraso para la evolución de la humanidad" porque la gente "se envuelve en las banderas pero ¿qué han hecho en realidad por su país?".

Ahí Susanna Griso le dejó algo descolocado con un pregunta: "¿Y tú? ¿Qué has hecho tú por tú país?".

Un titubeante Trueba contestó que ha intentado "dentro de sus posibilidades, hacer películas bellas, discos hermosos, pagar mis impuestos incluso en momentos en que todos me decían que no lo hiciera...".

Una respuesta que, de manera indirecta, se volvió en contra de algún compañero de profesión cuando la presentadora le replicó rápida:

"¿No te han tentado como a otros directores para abrir una cuenta en Panamá?".

Nadie nombró a nadie, pero a nadie se le olvida que el nombre de Pedro Almodóvar figuraba en los famosos Papeles de Panamá...

Por lo demás, Trueba volvió a meterse en jardines políticos al cargar contra los partidos que ganan elecciones prometiendo bajar los impuestos, algo que se hace mucho en los "populismos americanos" y que también está llegando aquí.

También reflexionó en que vivimos una época en la que la "maldad tiene prestigio y la bondad desprestigio. Si uno es malo, la gente piensa ¡qué listo es este tío! Y si es bueno, piensan que es tonto".

El director lamentó que el "sentido del humor se ha esfumado entre gritos" e insistió una y otra vez en que "tu puedes amar a tu país y o ser nacionalista".

Tampoco desaprovechó la oportunidad de protestar contra el "castigo" que a su juicio está sufriendo el cine español desde el famoso "no a la guerra", momento en el que, en su opinión, se estigmatizó a toda una industria que "da trabajo a miles de personas, da a conocer el país y es una ventana al mundo". Por eso se quejó de que "atacar a la industria del cine español es atacar a todo el país".

Galería de imágenes: