Periodismo

El cineasta Fernando Trueba se ha llevado un tortazo de realidad tras comprobar, espantado, que el primer fin de semana de 'La Reina de España' (25-27 de noviembre de 2016) no le ha reportado unos ingresos cuantiosos. Siquiera llega a tener una recaudación magra. Directamente, ha sido un desastre en taquilla.

Por esta razón, el director está comenzando su campaña de lavado de imagen y venderse ahora como más español que Manolo el del Bombo, que las castañuelas o que los toros.

La primera parada fue este 30 de noviembre de 2016 en el programa 'Espejo Público' (Antena 3) donde hizo toda una declaración de intenciones asegurando su españolidad por encima de cualquier otra cosa. Un poco más y acaba haciéndose un análisis de sangre para demostrar que él descendió de quienes lucharon contra Napoleón en la Guerra de la Independencia:

Yo soy español, amo a este país y vivo en él porque me gusta y quiero.

Y echa la culpa a los medios de comunicación por no entender su discurso durante la entrega en 2015 del Premio Nacional de Cinematografía y por querer buscar pinchazos para subir el tráfico en las ediciones digitales:

Los medios están buscando desesperadamente lectores y pinchazos y por eso se propician e inventan debates donde no hay nada. El error más grave es que haces algo humorístico y se lo toman en serio. Si algo en clave de humor lo sacas de contexto lo conviertes en una especie de enfrentamiento que es malinterpretado doblemente. Creo que es muy importante dejar opinar a la gente y no ser inquisidores.

Por supuesto, Trueba se lanzó en tromba a defender las bondades del cine español:

Me parece feísimo atacar al cine español porque es atacar a España. El cine español da una imagen muy buena de España fuera.