Periodismo
Era una lucha contra dos opciones, visceras y mamoneo o cine y la película ganó el pulso lo que levanta enormes dudas sobre la fórmula más adecuada y abre una crisis

A Jorge Javier Vázquez, el niño mimado de Paolo Vasile, el arquetipo del presentador de Telecinco, le huele el culo a pólvora.

Con dolor y el orgullo herido, porque 'Sálvame' y su variopinto conductor han sido durante años su fórmula mágica para subir las audiencias y apalear millones, el capo italiano de Mediaset se apresta a liquidar a sus criaturas ( Belén Esteban queda en shock al enterarse de que Telecinco la humilla fichando a Toño Sanchís).

Todo sigue en el aire y Jorge Javier insiste en que tiene cuerda para rato y posibilidades de dar la vuelta a la tortilla, pero cada vez son más insistentes los rumores de que le ha llegado la hora, porque le condenan las audiencias, el juez supremo e implacable de la televisión (Paolo Vasile al borde del ataque de nervios tras el adiós del más polémico colaborador de 'Sálvame').

Telecinco se enfrentaba este viernes 23 de diciembre sw 2016 a un experimento novedoso.

La dirección de la cadena había decidido -por primera vez en su historia- 'levantar' Sálvame Deluxe, el programa más icónico del mamoneo nacional, el paradigma del chismorreo, la bronca rosa y el cotilleo descarnado.

Con la excusa de que las fiestas navideñas y la presencia de los niños en casa exigían quizá otro talante, Vasile dio orden de sustituir la rosada ferocidad de Deluxe por cine comercial apto para toda la familia.

El pretexto no se lo tragaba nadie, porque los gestores de Telecinco nunca con anterioridad habían hecho algo parecido: ni en Navidad y ni siquiera en los viernes de Semana Santa.

Alegar razones familiares un 23 de diciembre sonaba a simple coartada, a subterfugio barato.

Eliminar de la parrilla el programa de Jorge Javier y sus mariachis' era una decisión  meditada y Vasile y los suyos alegaron el caráter navideño d ela fecha para no confesar la cruda realidad: se trataba de comprobar en vivo si la fórmula sigue siendo la adecuada y determinar con cifras  si el 'prime time' de los viernes puede ir major sin el Deluxe.

Como subraya David Lozano en 'EsDiario', a la decisión no ha sido ajeno que 'Tu cara me suena' de Antena 3, en la misma franja horaria y apelando a un público similar, ha terminado convirtiéndose en un quebradero de cabeza para Telecinco. El espacio de a-3 ha cosechado durante las pasadas semanas récords audiencia ('Tu cara me suena' cierra el año como líder) .

Con todos estos ingredientes -y un debate abierto en la dirección de Mediaset sobre un posible cambio de modelo televisivo que se llevaría por delante espacios como Sálvame- había especial interés en los datos definitivos de audiencia distribuidos a mediodía de este sábado de Nochebuena.

Y a juzgar por los datos del share, los Belén Esteban, Kiko Hernández, Mila Ximénez y compañía no van a tener precisamente una noche buena: la película que les sustituía en pantalla, 'El hobbit:la batalla de los cinco ejércitos', superaba en más de 100.000 espectadores la media del Deluxe.

Puede parecer poca diferencia, pero es de importancia sobresaliente. ¿Por qué?, sencillamente porque el coste de emisión del cine es infinitamente menor que el de la producción en directo del programa de Jorge Javier Vázquez.

La rentabilidad de la película es incontestable y más aún si encima el cine ha superado el share del Deluxe. Un espectador más cuenta, una décima más es vital.

Porque -como detalla David Lozano- el mes marcha alarmantemente regular para Telecinco y Mediaset, acostumbradas a ir en cabeza por sistema.

El liderazgo de Antena 3 no es fruto ya de una casualidad o algo eventual. Por primera vez en más de dos años la primera cadena de Mediaset va segunda, a escasa distancia eso si, puede perder el primer puesto cuando concluya el año dentro de una semana..

A falta ya de unos días para cerrar diciembre, Antena 3 (con un 13,2% de cuota media) supera en una décima a Telecinco. Si a ello sumamos el acumulado de La Sexta y Cuatro, Atresmedia supera en más de medio punto a Mediaset.

La hegemonía se ha roto más de dos años después.

El debate está abierto y es decarnado. Lo del cine puede ser la puntilla definitiva a Sálvame y el Deluxe, las miradas -por mucho que haya anuncio de renovación- también están puestas en un desgastado Jorge Javier Vázquez.

Un dato a tener en cuenta: Gran Hermano, la edición que ha hecho ya la número 17 del famoso reality, se despedía este jueves con su gran gala de la final y se apuntaba el peor dato de su historia, 19,3% y 2.344.000 espectadores.