Periodismo
Paz Padilla y Jorge Javier Vázquez (TELECINCO). PD

La vuelta al trabajo diario en Sálvame de su presentador titular, Jorge Javier Vázquez, ha supuesto una pequeña revolución en Telecinco.

El aterrizaje, después de meses de intermitentes ausencias y apariciones, del presentador catalán en la parrilla de la sobremesa (y también en el Deluxe aunque con estrepitoso fracaso de audiencia) ha provocado una serie de reacciones en cadena que han afectado desde los contenidos del programa (que tira de monólogos editoriales de Jorge Javier) hasta el propio trabajo de los colaboradores de Sálvame, a quienes se les ha exigido mayor sacrificio e informaciones impactantes para el espectador, tal y como ha podido saber ESdiario.

En el anunciado regreso del pasado lunes, 30 de enero, Jorge Javier Vázquez reconoció algunos errores propios, su falta de implicación en ocasiones con el programa, "a veces esto es como una pareja, a veces te llevas bien y otras regular" y reconocía en directo: "Decía qué rabia me da que todo vaya bien sin mí".

Ahora, reconocía volver "con muchísima ilusión", como si empezara de nuevo y explicaba: "Le debo todo a Sálvame, necesitaba coger fuerzas para volver con ganas renovadas". Eso sí, advertía que regresa "con ganas de dar por saco", que está "muy rebelde" y que no tiene ganas de callar nada, incluso está dispuesto "a cuestionar todas las labores de dirección".

Palabras amables para sus compañeros, para el equipo, para los colaboradores del programa, de agradecimiento a Telecinco, a Mediaset y a la dirección... pero ni una sola palabra, ni una sola, para quien ha sido su fiel sustituta durante todo este tiempo, Paz Padilla. Para Jorge Javier, en ese importante monólogo de bienvenida, sencilla y llanamente la gaditana no ha existido. Y a ella le ha dolido.

Ni que decir tiene, según contaba este 5 de febrero de 2017 David Lozano en ESdiario, que este premeditado ninguneo ha caído muy mal en el entorno de la presentadora y humorista gaditana. Pero tampoco ha sentado nada bien en la dirección del programa ni en Mediaset que quieren zanjar las rencillas abiertas en el programa.

En Telecinco quieren "imponer el buen rollo", explican las fuentes consultadas, para cerrar filas y evitar que Antena 3 les siga llevando la delantera. Los continuos rifirrafes entre los colaboradores han podido cansar a una audiencia que ha "emigrado" a la competencia con formatos más amables y familiares como Tu Cara me suena en el canal de Atresmedia que cada viernes "le toca la cara" al Deluxe.

El problema para Telecinco es que el regreso de Vázquez ha sido toda una declaración de intenciones en sentido contrario al que buscaban en Mediaset. Pese a la petición expresa de la dirección de zanjar viejas polémicas (algunas fuentes consultadas por ESdiario califican el hecho como "orden" y "bronca"), el "olvido" hace prever que no existe cordialidad y ni tan siquiera normalidad en las relaciones y que la guerra puede ser cruenta por el "fuego amigo".

Se ha especulado en las últimas horas sobre una posible salida de Paz Padilla del programa, algo que ella misma se ha encargado de desmentir esta pasada semana. Pero no es ningún secreto que Jorge Javier tiene una candidata para suplir el supuesto despido de Padilla: María Patiño. Habrá que estar atentos a los próximos movimientos.