Periodismo
Enma García. Telecinco.

Les da lo mismo ocho que ochenta. A ellos sólo les interesa conocer las bajas pasiones de los tronistas y pretendientes de 'Mujeres y Hombres y Viceversa' (Telecinco).

Como a Vasile se le ocurra levantar el programa, enseguida empieza a llenar las redes sociales de todo tipo de improperios contra la cadena, aunque el motivo sea por una noticia de alcance.

Y este 17 de febrero de 2017, con toda España pendiente de las televisiones, las radios y los medios digitales para conocer de primera mano cuál iba a ser la sentencia del 'caso Nóos', la cadena de Mediaset optaba por 'levantar' el programa para hacer un especial informativo.

¿El resultado? Críticas de todo pelaje en Twitter contra la decisión de cancelar 'MYHYV', lo que pone de manifiesto el nivel de preocupación (vamos a ser generosos) de la audiencia de este programa. Si dice el sabio que la ignorancia genera felicidad, muchos de sus espectadores (tampoco conviene meter en el saco al 100%) son más felices que el Tato.

La falta de tacto de los seguidores del 'dating-show' de Telecinco ya quedó patente hace dos años, en 2015, cuando el programa se retrasó tras conocerse que un piloto asesino estrellaba el avión de Germanwings en pleno macizo de Los Alpes -‘Mujeres y hombres y viceversa' corre peligro: ¿por qué es injusto que se pida su cancelación?-.

Por ejemplo se pudieron encontrar reflexiones tan 'sesudas' como éstas:

Vamos a ver, mucha pena todo lo del avión. Pero, ¿qué pasa que no me van a poner 'MYHYV'? Muy mal Telecinco

Me cago en la puta, van quitar 'MYHYV' por esto de Francia, pero, ¿a mí que me importa?

Pero es que en 2016, con los atentados de Bruselas, y ante la decisión de quitar el programa para hacer otro especial informativo, los ataques fueron aún más bestias -Mediaset quita 'MyHyV' y los defensores del programa la lían de nuevo en Twitter-.

Por ejemplo hubo quien tuvo ocurrencias tan descerebradas como decir cosas como ésta:

Que asco, no ponen 'MYHYV' por una explosión de nada. ¿Qué culpa tengo yo de que se mueran a ver? pfffff.