Periodismo
Jordi Evole (SALVADOS) con Pablo Iglesias (PODEMOS). PD
Regresa este domingo a La Sexta y desvela que no ha renovado con Atresmedia: "Trabajamos en ello"

La entrevista es larguísima, eterna, casi exhaustiva. Se la hace Adrián Ruiz y aparece este 17 de febrero de 2017 en 'El Economista' (Jordi Évole saca la cara por Rajoy y confiesa que ya le gustaría ser 'amigo íntimo' del presidente).

Jordi Evole, que anda en gira promocional de la nueva temporada de 'Sálvados', se prodiga como la peste y sale en todos lados, dejando perlas para la reflexión, además de mucho material de autobombo.

Lo que nos va a administrar este domingo, 19 de febrero, es un programa sobre la adicción a los teléfonos móviles, pero lo que nos interesa ahora a nosotros es la parte política del personaje (Hermann Tertsch, sin pelos en la lengua contra Jordi Évole: "Es uno de los peores y más viles manipuladores en los medios").

Y de todo lo que ha dicho a Adrián Ruiz, lo que más nos ha llamado la atención es una frase críptica: 

"Me han ofrecido dar el salto a la política, pero yo solo sé preguntar".

¿Quién ha sido? ¿Cuándo? ¿Para qué? No tenemos las respuestas, porque Evole no las ha dado, pero huele a que la oferta le llega de Podemos.

Por si aclara algo al lector, reseñamos aquí lo que ha contestado sobre política y políticos:

¿Veremos esta temporada algún 'cara a cara' entre políticos?

Si surge lo haremos, pero creo que ha cambiado a nivel político la realidad española. El año pasado fue muy intenso en lo político y había mucho interés por ello, y creo que ahora, por ejemplo, un 'cara a cara' entre Iglesias y Rivera no tendría sentido. 

¿Y un 'cara a cara' entre Errejón e Iglesias? 

El encuentro en un programa de televisión entre Errejón e Iglesias sí que me gustaría verlo aunque haya pasado lo de Vistalegre.

Afirmó tras las elecciones de junio que Podemos acusó haber jugado "a lo que no sabe", al "catenaccio". Todo ello, en una estrategia coordinada por Errejón. ¿Ve favorable al partido la victoria de Iglesias?

No tengo ni idea. Yo en ese sentido, cada partido sabrá internamente cómo le puede ir mejor. Yo no milito en ningún partido para saber si le va a ir mejor o peor.

Lo mejor y lo peor de cada uno de ellos.

Pablo Iglesias es muy de corazón e Íñigo Errejón es muy de cabeza. 

¿Y quién de ellos se ve más perjudicado?

Pues el ciudadano que se ilusionó con la nueva política y que ante este tipo de disputas internas pierden esa ilusión. 

Todo lo que usted dice tiene una gran repercusión en la sociedad. ¿Cómo se vive sabiendo que es un líder de opinión?

Pues yo creo que la opinión está sobrevalorada y, en concreto, la mía. Cuando me preguntan, contesto y nada más. 

Pero tiene a mucha gente detrás que le sigue y que va a comprar su análisis de la situación. ¿Siente cierta responsabilidad por ello? 

Lo que intentamos es aplicar el sentido común y sobre todo, no creernos gurús de nada. 

Hablando de la repercusión de lo que dice, tras su discurso en el Palau en favor de los refugiados. ¿Se sorprendió de todo lo que provocó sus palabras?

Me sorprendió mucho la reacción de los políticos catalanes. Vivimos un momento de una gran sensibilidad política en Cataluña. Mis palabras hubo quien no las entendió, o quien no las quiso entender. Yo en todo momento dije que no sólo [recalca] es un problema de competencias, que lo asumo, sino también de incompetencias. Ante un drama como el del Mediterráneo ningún gobierno ha estado a la altura. No solo es tener las competencias de acoger, sino también de colaborar con las organizaciones que están trabajando sobre el terreno. Y no eximo en ningún momento al Gobierno central. 

Este drama lo ha podido vivir de cerca durante la grabación de Astral, que llegó incluso a emitirse en Estados Unidos el pasado mes de diciembre. ¿Ha tenido alguna reacción desde allí?

Nos llegaron algunos mensajes de espectadores que lo habían visto y que también se habían sentido consternados. Nos han llegado reacciones de muchas partes del mundo porque hemos tenido la suerte de que se ha emitido en múltiples lugares de toda Europa y hasta se proyectó en una sala de Alaska. Ha sido muy gratificante ver la repercusión que está teniendo Astral en muchos puntos del planeta. 

Confesó en Al Rojo Vivo que le afectó tal vez la opinión de Lluís Llach por su relación con él. ¿Piensa que debió hacer la crítica en privado? ¿Por qué le afectó más?

Cada uno es libre de hacerlo como quiera, yo con Lluís ya hablé después de que se quejase públicamente de mis palabras y lo arreglé personalmente con él (Jordi Évole se cachondea de los "incompetentes", Gabriel Rufián se da por aludido y se lleva un zasca monumental). 

Llach le respondía con que la incompetencia se solucionaba con la independencia. ¿Están dedicando los políticos en Cataluña su tiempo a otros problemas que no sea este? 

Yo creo que seguro que también le están dedicando tiempo a otros problemas, pero desde luego el procés está quitando muchísimos minutos a los políticos catalanes y también a los políticos españoles, que a veces da la sensación de que se retroalimentan con el tema. 

¿En qué cree que va a quedar el juicio a Artur Mas?

Creo que ese juicio no se debería haber celebrado y, ya que se ha celebrado, deberían absolverlo. 

Tras ver su discurso, y su implicación en temas sociales. ¿Le han ofrecido dar el paso a la política?

Sí, pero la conversación duró 10 minutos. De momento no quiero dedicarme a la política y debería jubilarme y no tener nada más que hacer. En la política deben estar los mejores y yo solo sé preguntar.