Periodismo
Dávila, Cuesta y Pablo Iglesias. 13TV

Pablo Iglesias no ha tardado ni medio segundo en sacar la artillería contra Íñigo Errejón y en quitarse de encima a todos aquellos que no le han bailado el agua después de salir respaldado del cónclave de Vistalegre 2 (11-12 de febrero de 2017)

La reacción ante la actitud dictatorial del líder de Podemos no se hizo esperar y en la noche del 16 de febrero de 2017, en 'El Cascabel' (13TV) dejaron al camarero del chavismo a la mismísima altura del betún.

Cristina López Schlichting era la primera en abrir el fuego:

¿Cuáles era los dos modelos de partido que se ponían el uno frente al otro? Pues la modaliad más parlamentaria, Errejón lo dijo claramente y la modalidad de la bronca callejera que es la de Pablo. Ellos lo han exteriorizado y por tanto ya sabemos lo que viene ahora, la manifestación en la calle, la pedorreta, el me alegro que el policía esté en el suelo y lo pateen, el gesto obsceno, el chulo, en fin todas estas cosas.

Carlos Cuesta, con mucha ironía, comentaba que:

Fíjate que ya me temía, me decía mi abuela que no hay más ciego que el que no quiere ver, esto de la radicalidad cuando le vimos emocionarse viendo como le pateaban la cabeza a un policía. Yo ya me temía que muy pacifista no era este chico.

Carlos Dávila remataba con un:

¡Un ciudadano ejemplar, este es un chekista, hombre!