Periodismo

Antonio Banderas está pasando por un momento de salud muy delicado. Desde que el pasado mes de enero ingresara en el centro médico de Málaga por una dolencia cardíaca, mucho se ha hablado sobre el estado de salud del actor, y aunque fuentes cercanas han informado de que se trata de un reconocimiento rutinario, su ingreso en el hospital Clinique Grenolier de Ginebra, especializado en cardiopatías, tras sufrir un fuerte dolor en el pecho, no deja de alimentar rumores y la preocupación de sus legiones de fans.

Al parecer, su esposa Nicole Kimbell, ha hecho todas las gestiones para que Banderas sea explorado adecuadamente en esta prestigiosa clínica, e incluso han alquilado un apartamento cercano al centro hospitalario.

Esperemos no sea más que un simple susto o pequeños achaques motivados por el estrés, que puedan ser tratados con un tratamiento convencional.

Galería de imágenes: