Periodismo

El magistrado del Juzgado de violencia doméstica de Alcobendas que instruye el caso, ha ordenado la comparecencia de los dos psiquiatras, A. Utrilla y A. Riber, que en sus informes periciales, indicaban que Rocío Carrasco padece un trastorno ansioso depresivo, originado, según concluyen, por su relación con Antonio David.

Rocío interpuso una querella, hace seis meses, contra David, por presuntos malos tratos psicológicos y sustracción de menores. Las declaraciones de los dos médicos serán capitales para la resolución del caso.