Periodismo

Calentita vino la noche del 6 de mayo de 2017 en el plató de 'laSexta Noche'. El 'caso Lezo' ocupó buena parte de la tertulia política y, al margen de los nuevos datos e informaciones que aportaron los componentes de esta franja del programa de laSexta, lo cierto es que toda la atención quedó polarizada por la doble bronca que Francisco Marhuenda tuvo con Jesús Maraña e Ignacio Escolar.

La cosa comenzó a torcerse cuando, en el uso de la palabra del director de La Razón saltaba su homólogo de Infolibre, Maraña, con un exabrupto:

Si me permites, es una opinión personal, creo que tú, Paco Marhuenda, no deberías de hablar de este tema porque tienes una implicación muy clara en este tema y de hecho no estamos jugando con las mismas cartas. Yo, en tu lugar, no abriría la boca sobre este tema

Marhuenda, armándose de mucha paciencia, respondía al mismo tiempo que se escuchaba a Eduardo Inda decir con mucha ironía "ley mordaza para Marhuenda, que le echen":

Jesús, yo hablaré de lo que a mí me dé la gana.

Pero el rifirrafe gordo vendría momentos después cuando el director de eldiario.es, Ignacio Escolar, se sumaba a las tesis de Jesús Maraña sobre invalidar a Paco Marhuenda para hablar sobre el 'caso Lezo':

Estoy completamente de acuerdo con Jesús Maraña en que Francisco Marhuenda no puede opinar sobre este tema, me alegro que estés desimputado, pero no puedes opinar sobre este tema cuando tenía a Ignacio González en tu periódico como si fuera Mario Vargas Llosa.

El de La Razón daba un puñetazo sobre la mesa y dejaba noqueado a Escolar:

Si quieres entrar en temas personales podemos decir que tú tienes de secretario del consejo a un antiguo terrorista y nos vamos callando. Lo que no voy a permitir (dirigiéndose a Iñaki López, el presentador) es que me insulten. Eso es falta de ética y juego sucio y asqueroso. Si quieres, Nacho, hablamos de todo y de cómo hay periodistas que colocan a sus mujeres y a sus padres.  Si quieres entramos contigo y con Jesús Maraña a ver quién financiaba el diario Público. Eso sí que es falta de ética.