Periodismo

Tras caer algunos de los pilares fundamentales en su vida, la popular presentadora María Teresa Campos se ha derrumbado, afectando significativamente a su salud.
La cancelación de su querido programa «¡Qué tiempo tan feliz!», los continuos problemas en el reality «Las campos», y la relación, en principio feliz, con Bigote Arrocet, y su posterior marcha a «Supervivientes» y continuos escándalos de faldas, parecen haber conducido a la periodista a una situación de máximo estrés, que a sus 75 años, no es nada recomendable.

No hay que olvidar que María Teresa ya pasó hace 20 años por un cáncer de garganta, luego su hija Carmen un tumor en el útero y en 2012 fue Terelu, quien pasó por uno de mama, de los que se recuperaron satisfactoriamente. La inesperada muerte de su hermana, Araceli, en agosto de 2015, fue una gran palo, del que todavía sigue sin recuperarse. Sólo hay que sumar y se obtiene el resultado.