Periodismo

Desde que Pedro Sánchez se impuso de nuevo en las primarias del Partido Socialista a mediados de mayo de 2017, en Unidos Podemos están nerviositos con la posibilidad de arrejuntarse entre muchos para montar un Frente Popular.

De modo que cada vez que un podemita sale en televisión, todo su discurso es hacerle la pelota al PSOE y a su líder, poniéndoles en bandeja su predisposición. ¡Incluso estuvieron dispuestos a quitar su moción de censura y apoyar una socialista!

El último caso lo ha protagonizado Alberto Garzón, podemita de rebote, comunista número uno como coordinador federal de Izquierda Unida, que así se explicó en Las Mañnas de Cuatro este 219 de junio de 2017. Ser comunista hoy o la empanada de Alberto Garzón:

Desde IU lo tenemos muy claro, si el PSOE quiere explorar un gobierno alternativo al de Rajoy, nosotros vamos a estar en esa mesa de negociación. No hay vetos ni líneas rojas, espero que cuando haya esa voluntad sea firme. Desde IU cualquier opción por construir un gobierno alternativo se ve con simpatía.

Vamos a darle espacio político de oportunidad, tiempo al PSOE para que hagan cosas. Si esas cosas coinciden con las palabras será bueno para España. Si no, volveremos a ver un PSOE que es de izquierda en campaña electoral pero de derechas cuando tiene que hacer las cosas.

Yo animé a Pedro Sánchez durante su campaña por medios privados, porque el triunfo de Susana Díaz hubiera sido la explosión de la derechización del PSOE y de la sociedad.