Periodismo

No dan una. Desde que el PP enchufó como director de Informativos a Gundín, célebre por su poca afición al trabajo, han caído 20 puntos como preferencia de los españoles.

Están en manos de Podemos y del soviet dirigido por el 'lechero' Fortes. Fallan a la hora de fijar preferencias y son capaces de ponerse a dar recetas de cocina cuando el presidente del Gobierno comparece ante la Audiencia Nacional.

Son un desastre los directivos de TVE, pero hasta ahora habían mantenido ciertos 'ámbitos de calidad'. Uno de ellos era la información metereológica.

Pues ya ni eso.

El Tiempo de Televisión Española ha sido siempre y sigue siendo uno de los espacios televisivos más vistos y esperado por los espectadores.

En la noche del martes 8 de agosto de 2017, Albert Barniol es el encargado de dar el parte metereológico pero lo ha hecho de una forma inesperada.

Justo cuando estaba introduciendo el tema ha decidido parar la emisión y decir:

"Podemos empezar otra vez".

Y la emisión se ha ido a negro y ha vuelto a empezar.

Muchos aseguran que el tiempo es grabado y que lo más probable es que hayan emitido una toma falsa o una pieza que no debía entrar en el telediario.

Las redes se han percatado de lo ocurrido y han llenado Twitter de mensajes.