Periodismo
Cuando vio el percal que había en 13TV salio huyendo y nombró a como presidente ejecutivo del canal de televisión al director general de la Cadena COPE, Julián Velasco Mielgo, para que haga el trabajo sucio

Se venía venir. Federico Jiménez Losantos les tiene muchas ganas a los obispos de la COPE y a Fernando Giménez Barriocanal.

Por ese motivo, aprovechando que Francisco Marhuenda asistía a la tertulia de 'Es a Mañana' de esRadio, no ha dejado pasar la oportunidad de preguntarle sobre su despido de 13TV (pronunciése ahora TRECE).

Marhuenda entró encantado al trapo y se lanzó al cuello de consejero delegado de la COPE:

"Me han echado y no me han gustado las formas. Me enteré por María Claver [ex dircom de Margallo en Exteriores y hoy tertuliana de la cuota Moncloa en televisiones sorayescas] y me da pena que mi amigo Barriocanal haya tomado esa decisión..."

Y fue todo lo que el director de La Razón pudo decir porque fiel a su estilo Losantos le interrumpió y ya ni le dejó explicarse, picado también porque su amiguito del alma, Luis Herrero, le ponía los cuernos yendo a la COPE a presentar su nuevo libro, algo que le sentó fatal pero que intentó disimular como pudo.

"Céntrate, Fede", le tuvo que decir Herrero.

La cadena de los obispos está pasando por tiempos turbulentos. En julio de 2017, el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, ya señaló que no hay ninguna intención de dejar caer el canal pese a las "dificultades económicas" que atraviesa.

"Queremos cubrir los costes de las emisiones y su funcionamiento".

Y ya se barruntaba que habría despidos:

"Lo que no podemos es hundir el barco porque no haya posibilidades de aliviar la carga, que siempre es doloroso, pero lo haremos con la legalidad vigente iluminados por los principios de la doctrina social de la Iglesia".

Cuando Barriocanal vio el percal que había en 13TV salió huyendo y nombró como nuevo presidente ejecutivo del canal de televisión al director general de la Cadena COPE, Julián Velasco Mielgo, para que haga el trabajo sucio, obligado por la ruinosa cuenta de resultados de la cadena y las quejas de los obispos catalanes sobre la línea editorial de los informativos y la cadena. --Un grupo de curas exige a Blázquez que “supriman los programas de 13TV que tanto daño hacen a la convivencia”--

Este es un extracto del comunicado de los curas críticos con 13TV:

"Han pasado cuatro años de aquella declaración de nuestros obispos pero en las tertulias de este canal de televisión, ligado a la Conferencia Episcopal Española, se continúan fomentando los sentimientos contrarios al respeto, la tolerancia, el diálogo y la solidaridad", continúa la carta, que añade que "tras los atentados en Catalunya, la agresividad de los tertulianos y de los responsables del programa, si cabe, se ha hecho todavía mayor".

La respuesta del tándem Barriocanal & Velasco fue matar dos pájaros de un tiro: eliminar de la parrilla programas de elaboración propia como La Marimorena y 'Hoy es Noticia' y 'vendérselo' a los obispos como una cesión a sus exigencias.

Una jugada similar a lo que hicieron en 2016 con el programa 'Más Claro Agua' que presentaba Isabel Durán.