Periodismo

El controvertido actor y dramaturgo español, Albert Boadella, participó como entrevistado en 'Espejo Público' este 29 de septiembre de 2017, y no dejó títere con cabeza charlando con Susanna Griso sobre el conflicto catalán:

Sorprendió el comentario de Boadella al respecto de la pregunta sobre el último tuit incendiario de Gerard Piqué, que no gustó mucho a la entrevistadora:

Boadella: En el año 1933, el 90% de la población alemana votó a Hitler porque estaban de acuerdo con él: sentimientos alemanes, nacionalismo. Eso no quiere decir absolutamente nada.

Susanna Griso: ¿Pero no le parecen delicadas esas comparaciones con el nazismo? Es que a mí me resultan ofensivas.

Boadella: Tenemos que entender que hay un odio español que recuerda un poco al odio a los judíos. Hay un adoctrinamiento durante más de 30 años en escuelas, institutos, universidades y medios de comunicación.

Sin duda esa comparación del rabioso independentismo catalán con el nazismo es uno de los asuntos que más polémica está causando en los medios de comunicación estatales. De ahí surgió una tremenda bronca en 'Más de uno' de Onda Cero entre Pilar Cernuda y Rubén Amón:

 

"No acostumbro a pasearme por Cataluña porque no tengo ganas de tener incidentes. No tengo ninguna relación profesional ni casi personal en Cataluña", explicaba el protagonista Albert Boadella en Antena3. Y polemizaba con más asuntos, opinando de forma contundente y sin fisuras al respecto del desafío secesionista:

  • Tengo una sensación de que hacemos el ridículo y no me gusta nada. Cataluña es un territorio que ha perdido el norte, está en un delirio constante y ha perdido la democracia. No me siento cómodo pensando que he nacido allí. 
  • Los delincuentes es lógico que se defiendan [gobierno de Puigdemont], y son delincuentes con mayor gravedad porque los políticos tienen que dar ejemplaridad. Y lo están haciendo tranquilamente sin que esto se pare, porque han sido advertidos por los jueces y siguen igual.
  • Estoy descubriendo que en España hay una Policía que no controla el Estado, que es una Policía de partidos, de ERC y del PDeCAT.