Periodismo
Gabilondo estaba obsesionado con la Ley de Transitoriedad cuando la realidad es que está suspendida por el Constitucional

¡Qué buenitos son los golpistas! Es la conclusión que uno saca después de ver el tostón de 'El Objetivo de Ana Pastor', en la que la multitudinaria marcha por la unidad de España en Barcelona apenas mereció unos minutos. --El deplorable directo de Gonzo entre risas con los 'catabatasunos' que acosan a Ferreras y sus compañeros de laSexta--

Había que ver cómo Pastor se ponía de perfil ante la ilegalidad del golpe y descargaba las culpas al Gobierno de Rajoy por no hacer nada. Aquí no estamos ante un golpe de Estado sino ante una "crisis constitucional" y un "intento de desbordamiento constitucional", como dijo Enric Juliana.--Losantos: "Este golpe lo han dado los medios de Rajoy: laSexta, Cuatro y la RTVE"---

Porque si en algo coincidían Iñaki Gabilondo (SER), Enric Juliana (La Vanguardia), José Antonio Zarzalejos y Esther Vera (Diario Ara) es que el problema no es Puigdemont y los partidos que pretender declarar la independencia sino los españoles que no comprendemos a Cataluña.--La bochornosa encerrona a Dolors Montserrat en laSexta: "¿Va a poder dormir tranquila, ministra?--

"Esto no es un intento de golpe de Estado. Esto es una situación de crisis constitucional", afirma Enric Juliana, director adjunto de 'La Vanguardia', que rechaza que se compare la situación en Cataluña con el golpe del 23F. "El rey y el presidente del Gobierno en ningún momento han hablado de intento de golpe de Estado. Es una metáfora tóxica", añade.--Esto es lo que los independentistas hicieron a la reportera de LaSexta tras boicotear su directo--

Y es curioso que Juliana hasta parecía españolista criticando a los que creían que podía haber una independencia 'low cost' cuando él fue uno de los mayores responsables de habernos llevado hasta el borde del precipicio.

Da la sensación de que Pastor tiene cierto complejo de inferioridad ante Juliana, el gurú de Iglesias, el defensor de los Pujol, el hombre detrás del editorial conjunto, la pluma florentina que pide que no humillemos a la sociedad catalana.

'Tensión', 'vértigo'... mucho lenguaje hipócrita para ocultar que hay unos políticos en Cataluña que han decidido hacer un referéndum ilegal --"censurable pero jamás un 23-F", según Juliana, algo que ninguno de los contertulios se atrevió a discutir.

Gabilondo estaba obsesionado con la Ley de Transitoriedad cuando la realidad es que está suspendida por el Constitucional, al igual que la Ley de Hacienda. No es que Gabilondo no lo sepa, que lo sabe mejor que cualquiera, pero que al ser una ley paralela a la del Estado no tiene validez.

"El 1-O no hubo un picnic, hubo un referéndum. Aparecieron las urnas de debajo de las piedras gracias a muchas personas", afirma Esther Vera, directora del diario separatista 'Ara'. Vera apunta que muchos catalanes consideran que tienen que ser escuchados y considera que se trata de un momento de gran incertidumbre y gravedad. Nadie de la mesa le llevó la contraria. Si al final la culpa será de los españoles que son demasiados cazurros.