Periodismo

¿Alguien puede creerse que los medios que han estado machacando a diario una imagen racista de España sin apenas contestación no han tenido nada que ver con la situación que enfrentamos ahora?

El 10 de octubre 2017 dos tertulianos de TV3 y Catalunya Radio, Joan López Alegre (‘el catalán tranquilo') y Nacho Martín Blanco anunciaron que lo dejaban porque estos medios se habían convertido en un 'circo del odio' en el que ellos eran los 'tontos útiles'.El chaquetero independentista que se forra en TV3 a razón de 7.500 euros por programa clamando que España le roba

TV3 ha decidido perdonarles la vida y no vapulearles en horario de máxima audiencia como hicieron cuando Manuel Cruz osó hacer una crítica similar y fue machacado por la bufona de las mañanas de la cadena pública catalana Empar Moliner (TV3, 10-4-2014).--Adiós al circo del odio--

La misma Moliner que quemó la Constitución Española después de decir que la carta magna tenía la culpa de que familias catalanas murieran de frío (TV3, 11-04-2016), una idea que 'caló' bastante como demostraba hace poco un reportaje de 'El Intermedio'. ¿Sería imaginable que en 'Los Desayunos' de Sergio Martín en TVE se ridiculizara a un periodista por criticar a la cadena pública?Girauta estalla contra TV3 y los del golpe de Estado en plena manifestación

Pero, aunque ninguna televisión pública en España, Telemadrid, Canal Sur y compañía, es virgen en la relativo a sesgos y manipulación, hace tiempo que TV3 ha superado con creces los excesos de sus hermanas por su obsesión de retratar al resto de España como una panda de racistas anti-catalanes, como cuando dijo que la manifestación del 8 de octubre estuvo convocada por Falange.

Los ejemplos se acumulan desde hace décadas: en enero de 2004 el entonces líder de ERC, Carod Rovira, se entrevistó con la cúpula de ETA en Perpignan desatando una fuerte polémica.

El programa informativo por excelencia '30 minuts' decidió dedicar su especial de esa semana al tema, pero no para analizar si era correcto o no que un político negocie con asesinos sino, bajo el título de 'Catalunya en boca de España' (TV3, 18-1-2004) a enumerar lo mucho que se odiaba a Cataluña en el resto de España según ellos y sacando cortes de tíos en el Café Gijón o comentaristas derechistas como Pío Moa criticando a Carod y dando la idea de que no le criticaban por reunirse con ETA, sino por ser catalán. ¡Toma idea de 'España odia a Cataluña'! --Carod Rovira insiste en defender su pornográfico encuentro con ETA--

Siempre lo mismo como con aquellas promociones a bombo y platillo en informativos y espacios de la bazofia ‘Fenix 11.23', esa película (producida por ellos) que presentaba al niño Eric Beltran que fuera procesado por amenazar a comercios que rotulaban sólo en castellano como un héroe de la patria "el Braveheart de Catalunya", "el pequeño William Wallace" decían las promos que emitía TV3 (noviembre 2012).El vídeo que no emitirá TV3 y que despierta de golpe al sonámbulo Puigdemont

Claro que los niños siempre han sido del gusto de la tele pública catalana, hemos visto a querubines con estelada hablando en programas destinados a público infantil sobre que España "tendría que rendirse" ante los independentistas (TV3, 12-09-2013) y volvieron a sacar a niños con los recientes usos del 1-0 hablando de lo buenos que eran los mossos y lo mala que era la policía española (TV3, 2-10-2017).--El actor Joel Joan: "En España más vale ser gay que catalán"--

Los programas de entretenimiento no se quedan atrás, el programa 'Polonia' de Toni Soler que simula burlarse de todos los políticos de manera equidistante lleva 10 años insertando esa idea. Sí, se burla de todos los políticos, pero no de todas las ideologías: las reivindicaciones separatistas son siempre plasmadas como sensatas y razonadas. La alarmante declaración del tertuliano disidente de TV3 a Carlos Herrera

"Es verdad que España os roba", reconocía entre risas el personaje de Montoro en el programa del 22-09-2007 y en cambio todo catalán que diga que se siente perseguido por el Estado español es reforzado en algún gag donde en efecto se le saca perseguido por los malvados políticos españoles.--Un actor de 'Polònia' pide el boicot contra Carmen Machi por no ser independentista--

En cambio todo aquel que denuncie ser perseguido por el nacionalismo catalán es presentado como un paranoico que se inventa persecuciones que no existen más que en su cabeza, en 'Polonia' lo han hecho con los de Ciudadanos, con periodistas, hasta con la fiscal del 9-N Ana Magaldi que osó decir que se sentía acosada: pues inmediatamente ridiculizada (TV3, 16-02-2017) y Borrell un zombi, claro (TV3, 12-10-2017) todos una panda de victimistas paranóicos. ¿Alguna vez alguna burla del victimismo nacionalista? Va a ser que no. --Twitter se parte de risa con estos separatistas oprimidos tomando copas en una terraza de lujo--

En 'Polonia' cuando representan a 'representantes del Estado' en Cataluña, son siempre una panda de racistas y maleducados "¡No me dejan hablar en español!", gritaba un supuesto periodista de ABC (TV3, 31-10-2008), gags de periodistas de ARA no habrá, claro, dado que su co-propietario es productor del espacio.

Hemos visto a Mariano Rajoy y Angel Acebes representados visitando Cataluña vestidos como exploradores que trataban a los catalanes como indígenas de lo racistas que eran (abril 2007) o a Pedro Sánchez proclamando orgulloso que ‘el anticatalanismo rancio' era patrimonio de todos (TV3, 9-10-2014) todo para reiterar la idea de que toda la clase política española estaba poseído por un odio a todo lo catalán.

En cambio cuando se representa a un dirigente nacionalista catalán en Madrid, este trata con respeto a los madrileños y son, por el contrario los madrileños los que se compartan de manera racista contra él "¡Polaco de mierda!" le gritan a Tardá en el gag en el que va al Bernabeu (2-3-2012).

En otro gag Puigcercós visitaba un plató de periodistas madrileños y estos, naturalmente, se ponían mascarilla para no contagiarse del dirigente catalán (TV3, 29-10-2013). ¡Qué gags más equidistantes y nada malintencionados!

O luego teníamos ese gran programa de zapping 'APM?' que crearon Carles Capdevila y Antoni Bassas y que siempre tenía gran obsesión por sacar cortes para 'demostrar' lo muy anticatalanes que eran en el resto de España, si había por ahí algún pringao al que no conocía nadie que dijera algo que pudiera sonar anti-catalán, ahí estaban los de ‘APM?' para sacarlo en horario de máxima audiencia y presentarlo como la imagen de ‘España'.

Constantemente 'APM?' sacaban a tertulianos peperos criticando a políticos catalanes para dar la idea de que les criticaban ‘por ser catalanes' (esos mismos tertulianos han criticado con mucha más dureza que a ningún político catalán a Zapatero ayer o a Pablo Iglesias hoy, pero eso ‘APM?' no lo sacaba, no interesaba...)

Catalunya Radio, donde ahora reina Mónica Terribas, no se queda atrás cada vez que el Tribunal Constitucional tumbaba alguna sentencia de la Generalitat, como La ley de Consultas abrían sus informativos diciendo cosas como "Nuevo golpe del Constitucional contra Cataluña" (Catalunya Radio, 17-2-2011). ¿Sería imaginable que cuando los tribunales tumbaron la reforma sanitaria de Lasquetty en Madrid, Onda Madrid hubiera dicho 'golpe contra Madrid'?

Son comparables con otros: por ejemplo en el tema de terrorismo independentista. En TV3 se ha visto a un terrorista de Terra Lliure, Josep Serra, alardear de pegarle un tiro a Jiménez Losantos sin que a nadie le escandalizase (TV3, 14-4-2007) o a Xavier Graset entrevistar al asesino de Terra Lliure Carles Sastre y presentarle como ‘preso político' y ‘militante histórico del independentismo' (TV3, 16-12-2015).

También en TV3 emitieron aquel abyecto reportaje para loar a Xavier Vinader (el periodista condenado por señalar a Alfredo Ramos y Jesús García para que fueran asesinados por ETA). Un reportaje (TV3, 17-2-2015) en el que ni se mencionaba ni se sacaba a las víctimas, pero sí se sacaba al capo etarra Antxon asegurando lo buen tío que era Vinader.

Por ver, hemos visto en TV3 hasta a un friki, Jair Domínguez, pegando tiros al retrato del Rey Juan Carlos I (TV3, 9-10-2012) diciendo que la violencia era una alternativa. La presentadora reía, como reía Albert Om escuchando a Pepe Rubianes diciendo aquello de 'a ver si explota la puta España de los cojones' (TV3, 20-1-2006) ante unos aplausos del público inimaginables en cualquier otra tele pública autonómica.

Ahora no hay tertulia de TV3 en la que no se insista en la idea de lo franquistas que son los españoles y su policía e incluso tertulianos antaño moderados como Ricardo Fernández Deu o Joan B. Culla se suman a la moda.

¿Y los medios privados?

Lo más lamentable es que mientras durante estos años TV3 machacaba una y otra vez con esa idea a diario no había réplica, no había medios que intentaran aclarar que el resto de España no estaba compuesto de racistas anticatalanes.

De los medios privados de Cataluña poco se podía esperar, no sólo porque alguno de ellos sea prácticamente una extensión de TV3 (mirar a los accionistas del diario ‘Ara') sino porque comparten la misma campaña: ‘El Punt Avuí se ha dedicado a una campaña constante titulando portadas ‘Espanya nos estima' (12-10-2012) y sacando críticas de editorialistas derechistas contra el nacionalismo como si fueran ataques de toda España contra toda Cataluña (enhorabuena por la manipulación).

Pero es que los periódicos ‘moderados' no se quedan atrás: hemos leído a Enric Juliana decir que la Audiencia Nacional al hacer redadas sólo humillaba al preso si era catalán (La Vanguardia, 6-7-2011) es decir, que los jueces de Madrid son otros racistas anticatalanes. También se ha leído a Francesc Marc-Alvaro que la catalanofobia era el ‘cemento de la identidad española' (La Vanguardia, 3-8-2009), vamos que para ser español, hay que ser racista anticatalán.

¿Alguien puede creerse que los medios que han estado como poco 15 años machacando a diario con la idea de ‘España odia a Catalunya, España odia a Cataluña' no han tenido nada que ver en cómo estamos ahora? Han ganado la batalla mediática... por incomparecencia del rival.