Periodismo

Pese a que Oriol Junqueras sigue entre rejas el 9 de noviembre 2017 Toni Soler recuperó las ganas de hacer reír e hizo su programa. Eso a cuento de que la excusa por la cual Soler no hizo su programa la semana pasada era porque 'no tenía ganas de reír' ante la detención del amado Oriol Junqueras y los otros ex consejeros.

Que sí, Toni, que no te lo crees ni tú. En realidad todos sabían que el programa se canceló porque los gags habían quedado desfasados ante las últimas noticias judiciales, pero quedaba más chuli y reivindicativo presentarlo como un 'acto' de protesta'.'Polònia' de TV3: Sesión de odio con un Rajoy que ordena destrozar una bandera catalana a porrazos

En el primer gag volvían a verse a malvados policías españoles pegando garrotazos a catalanes (ya se sabe que los polis si son españoles en 'Polònia' siempre tienen que ser racistas anticatalanes) ante un indiferente Eric Millo.TV3: el perverso instrumento que pagamos todos para que nos amargue la vida

También hubo un gag de Soraya Sáenz de Santamaría 'conquistando' el despacho de la generalitat caracterizada como una racista que trata de retrasados mentales a los catalanes (Soler, te repites mucho, ya hiciste un gag muy parecido con Piqué, Acebes y Rajoy).TV3 invita a un juez condenado por prevaricar y a un actor proetarra para que rajen contra España

Pero dado que este era el primer programa que se emitía de 'Polònia' desde la manifestación de Societat Civil Catalana en la que se acusó a Toni Soler de ser un ‘sembrador de odios' (por llamar ‘buitres' a los contrarios a la independencia), había duda de si habría réplica. La hubo, claro. Un tertuliano de TV3 compara al fugado Puigdemont con... ¡Mandela!


Esta es la trascripción del "divertido" gag que dedicó el programa de TV3 a la manifestación de SCC. Sale caracterizado Toni Cruanyes (presentador catalán del TeleNoticias) y dice lo siguiente:

Presentador catalán: "Conmoción hoy en Barcelona, donde se ha celebrado una manifestación por la unidad de España y al finalizar no ha habido ninguna agresión fascista. Repetimos, no ha habido ninguna agresión, ni ninguna persona ha resultado herida. Algunos testimonios han expresado su sorpresa ante este hecho insólito.

Paseante catalán: "Ha sido increíble, estábamos tranquilamente paseando por las calles, nos hemos cruzado con un grupo de jóvenes que venían de la mani y han pasado de largo saludándonos amablemente.

El 'gag' terminaba mostrando imágenes de esos malvados españolistas que se cruzaban con los paseantes catalanes y en vez de insultar daban los buenos días ante los sorprendidos paseantes catalanes que se abrazaban exclamando: "¡Ahí va! ¡No nos han pegado!".Así defiende TV3 el adoctrinamiento en los colegios: "Los niños son conscientes de que la actualidad política es muy intensa"

¡Qué gracioso, verdad! El mismo programa de TV3 que no se ha cansado de caracterizar las manifestaciones de los independentistas catalanes como manifestaciones ultra pacíficas (aunque a veces destrocen algún que otro vehículo de la Guardia Civil), viene a decir que las manifestaciones de los catalanes contrarios a la independencia y defensores de la unidad de España son siempre violentas y agresoras hasta el punto de que sería noticiable si no pegan a nadie.Los desesperados intentos de la televisión de Godó por imitar el victimismo de la TV3: "¿Ir contra Cataluña da votos en España?"

¡Qué cachondo! Lo que de verdad sería noticiable es encontrar algún minuto de la programación de la televisión que pagan todos los catalanes que no se base el victimismo nacionalista y la demonización al resto del Estado. ¡Eso sí que sería gracioso! (Y, de paso, grandioso).La pirómana de TV3 clama contra los españolistas por una viñeta que llama 'catalufos' a Junqueras y 'Puchi'

El programa acabó, como Jordi Armenteras en 8TV, con un homenaje a todos los consejeros detenidos. Queco Novell terminó su último gag como Puigdemont se quitó la peluca y esta fue colocada en una sala destinada al atrezzo del personaje Puigdemont, acto seguido la cámara mostraba un estante con las zonas de atrezzo, ahora sin usar, de los personajes de las personas que permanecen detenidas mientras sonaba una música lenta y emotiva.

Era una jugarreta simbólica de Toni Soler, en realidad la mitad de los personajes que salían en ese estante nunca han sido caracterizados en el ‘Polonia' (ni Jordi Sánchez, ni Jordi Cruixart, ni Meritxel Borras, ni Carles Mundo...etc) por lo que difícilmente podía ser real el estante en cuestión, pero se trataba de que TV3 deje claro quiénes son para ellos sus jefes y a quienes sirven. La lealtad también debe ser digna de reconocimiento.