Periodismo
Belén Esteban Telecinco

No decir la verdad se paga muy caro en televisión, y eso es exactamente lo que le ha pasado en esta ocasión a Belén Esteban, tras celebrar su último cumpleaños.

La semana pasada, Belén cumplió 44 años y se mostró muy feliz. Asegura estar en uno de sus mejores momentos dada la estabilidad que le aporta Miguel. La pareja se vio afectada por una crisis provocada por la infidelidad del conductor de ambulancias cuando la rubia concursaba en GHVIP. A pesar de la separación, jamás dejaron de tener contacto. La verdad es que él trabajó duro para recuperarla. Desde entonces, son muy felices. A la Esteban le gustaría volver a ser madre y contraer matrimonio. A propósito de lo primero, hay acuerdo, según recoge ESdiario. En cuanto a lo segundo, su chico no está por la labor, al menos de momento. En lo que sí está totalmente volcado es en hacer feliz a su novia. Fue él quien tuvo la idea de que Andrea Janeiro apareciera por sorpresa en la fiesta de cumpleaños organizada para su madre. Ambas, al verse, se fundieron en un cariñoso abrazo que demuestra lo fuerte que es el vínculo que les une. Al respecto, Andrea ha manifestado en redes sociales que Belén es padre y madre y que lo ha hecho muy bien, no echando de menos nada en este sentido. Sin duda, todo un directo a la mandíbula de Jesulín, totalmente apartado de su hija mayor. La última fue no querer costear su educación en el extranjero. Un asunto que trajo mucha cola.

Lo cierto es que Belén y Andrea se han empleado a fondo para que la prensa no localice a la segunda durante su periplo allende de nuestras fronteras. Han sido varias las informaciones que han corrido al respecto, tanto en cuestión de estudios como sobre la ciudad escogida para cursarlos. La copresentadora apuntó a Londres, con la complicidad de su hija, pero la historia ha sido desmontada. Ciertamente, el exceso de celo les ha pasado factura. No era necesario lanzar mentiras para despistar. Al fin y al cabo no hablamos de un personaje cuyas andanzas coticen altísimo en la prensa escrita. Es cierto que alguna foto y conocer su día a día puede ser de interés, pero las cantidades que se manejan son de lo más normal. En este punto, madre e hija olvidan que la línea la marca el personaje. Por ejemplo, Rocío Flores Carrasco ha manifestado su deseo de estar apartada del foco y continuar con su vida de estudiante. Pues bien, su decisión ha sido respetada porque ella ha sido la primera en respetarse no alimentando el morbo. Deberían tomar nota la Esteban y Andrea y no contar historias para no dormir que lo único que hacen es aumentar la curiosidad.

Fuente original: ESdiario/Leer mas

VÍDEO DESTACADO: Así es Andreita, la hija de Belén Esteban