Periodismo
Joaquín Prat y Josep Rull. Telecinco

Se acabaron las tonterías y seguir escuchando los lamentos plañideros de los golpistas catalanes que estos días abandonaron la cárcel de Estremera (Madrid).

Este 7 de diciembre de 2017, el sustituto de Ana Rosa Quintana, Joaquín Prat, le dio para el pelo en 'El Programa de Ana Rosa' (Telecinco) a los Rull, Turull y Mundó por hacerse las víctimas y quejarse, entre otras mamarrachadas, del menú que han tenido en prisión.

De hecho, el señor Rull se llegó a quejar de la calidad de las hamburguesas y de que el menú era bastante flatulento -Josep Rull: "Las hamburguesas de la prisión estaban quemadas y la comida era muy flatulenta"-.

Prat, ni corto ni perezoso, le escupió cuatro verdades a la cara del exconsejero del prófugo Puigdemont:

La cárcel es lo que narran Rull y Turull. Es que la cárcel son 16 horas al día metido en tu celda de nueve metros cuadrados, una comida que no es la de un hotel de cinco estrella o un restaurante de tres tenedores y unos funcionarios que no son los coleguitas con los que te echas la partida a las cartas. La cárcel es eso, señores, ¿o qué se pensaban que era?

Remachaba que:

Y vuelvo a insistir, el señor Rull se quejó de que les intentaron humillar trasladándoles en un furgón de la Guardia Civil a declarar ante el juez. ¡Pues como a todos los presos! Ustedes han estado en la cárcel y algunos siguen en ella porque la jueza Lamela y ahora el juez Llarena ha considerado que han cometido no uno, sino varios delitos.