Periodismo
Cristina Pedroche y Lydia Lozano.

No podía ser de otra manera. Si en Antena3 la atracción era ver a Cristina Pedroche medio desnuda, en T5, el morbo era saber qué colaborador de 'Sálvame' iba a sufrir más. Obviamente, la campeona fue Lydia Lozano, que lloró de lo lindo antes del show. Y no sólo esto, también se dieron algunas exclusivas (poco interesantes, eso sí).

Vistas ya las Campanadas del 2017-18, decir que no me gustaron. Ninguna. Terminé sintonizando las de TVE por tradición, pero fue más de lo mismo. En A3, el vestido de Pedroche hace mucho que dejó de interesarme (si es que alguna vez lo hizo) y para colmo, este año revisionó su atuendo de las Campanadas pasadas, lo que significa que ni en mostrar carnaza es original. Aunque, para cubrirse las espaldas, nos regaló un discurso feminista:

Voy a pedirle a 2018 algo que no es típico en las Campanadas. Me gustaría que fuera el año de la tolerancia cero contra la violencia de género. Deseo que 2018 sea el año del fin de las violaciones y del acoso verbal o sexual. Que este año en el que entramos por fin quede claro que 'No es no', y que nos queremos vivas.

<iframe src="//api.gooru.live/v2.0/public/library/390972.html" width="560" height="280" scrolling="no" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

El vestido de la Pedroche y la capa de Ramón García, prueba final para los de Sálvame en las Campanadas

Pero somos así y aunque estemos en 2017, las tranparencias de cualquier presentadora siguen siendo un reclamo. Para competir, a T5 no le quedó más remedio que tirar de lo que mejor sabe hacer: la sangre moral.

<img src='http://www.periodistadigital.com/imagenes/2018/01/01/las-transparencias-de-mari-a-patin-o-rivalizan-con-cristina-pedroche.jpg'>

Terelu Campos, Mila Ximénez, María Patiño, Kiko Hernández y Lydia Lozano fueron los encargados de dar la bienvenida al 2018 mientras que en el plató, Jorge Javer Vázquez se despelotaba junto a otros de sus colaboradores habituales.

Y aunque Patiño también lució transparencias, nada tenían que hacer con las de la Pedroche. ¿Solución? Exclusivas y drama. Drama incluso antes de empezar el show.
Durante los ensayos, Telecinco se encargó de difundir un vídeo en redes sociales en los que veíamos a una Lydia Lozano hecha un mar de lágrimas.

Es que como me ponga a llorar no voy a parar

Decía Lozano. Y no paró.

La periodista estaba atacada de los nervios. Mila intentaba consolarla pero no había manera.

La noticia no es que Lozano llore, obviamente. Lo llamativo (aunque no sorprendente) es que Telecinco use el llanto de esta mujer como reclamo. A estas alturas, soy un iluso pero escandalizarme por este tipo de cosas pero qué le vamos a hacer.

Pero el truco de 'Sálvame' para llamar a las masas desde la puerta del Sol fue el dar unas cuantas exclusivas del corazón. Bastante decepcionantes, hay que decir. Terelu dijo que habían cenado en su casa, Rocío Carrasco y su marido (¿y?). Lydia confirmó lo que ya sabíamos, que Pepe Navarro ya estaba soltero otra vez. Y Kiko Hernández anunció que, a pasar de haber sido padre de mellizas hace poco, volvería