Periodismo
Las campanadas de 'Sálvame'

Ya está. Los datos han hablado. Por mucha promoción y muchos esfuerzos que hayan hecho, 'Sálvame' ha sido vapuleado en las campanadas del 2017-18. Jorge Javier y los suyos ya no interesan. ¿Estamos ante su final?

Cuando se supo en directo, que los colaboradores de 'Sálvame' iban a darle la bienvenida al año nuevo desde la Puerta del Sol de Madrid, Jorge Javier Vázquez lo dijo bien claro. Según el presentador "ese era el premio y el reconocimiento tras un año difícil". O puede que, en realidad, se tratase de un examen.

En su última temporada, el programa de 'La fábrica de la tele' ha sufrido una sonada crisis de audiencia (ha bajado pero de manera irregular, tampoco ha sido algo escandaloso) pero sobre todo de contenido.

La decisión de T5 de prácticamente ignorar el 'procés' catalán, provocó que la audiencia se dispersara y se fuera a otras cadenas(laSexta) para informarse. Pero esto es lo de menos. 'Sálvame' sufre de un desgaste natural que han intentando solventar de manera poco ética en ocasiones.

Jorge Javier en gallumbos en Nochevieja

Han jugado con despedir a la gente o con sacar escándalos sexuales de sus trabajadores (caso María Lapiedra y Gustavo Gonzálo). Pero, aun así, 'Sálvame' no es el fenómeno que era.

Para muchos, las Campanadas no eran un premio, era un test. Saber si la audiencia seguía interesada en estos personajes o, y esto es lo más importante, si sigue respaldando el modelo de televisión de Mediaset.

Han perdido la apuesta. Las Campanadas de Sálvame, presentadas por María Patiño, Terelu Campos, Lydia Lozano, Mila Ximénez y Kiko Hernández, registran un discreto 10,1% (1.323.000 espectadores), 1,4 puntos menos que el año anterior--Ridículo en las Campanadas: Del 'feminismo' de la Pedroche a la humillación de Lydia Lozano--.

Un desastre si tenemos en cuenta que llevan dos meses promocionando el evento de mil maneras distintas (con una encuesta publica, varias polémicas...)

TVE ganó, como siempre, con 32,5% (4.288.000). Por la sorpresa la dio A3, logrando un estupendo 23,3% de la audiencia ( 3.072.000). ¿Por qué? ¿Por la simpatía de Chicote? ¿Por el discurso feminista que se marcó la Pedroche? No, por ver cuántos centímetros de 'chicha' le íbamos a ver a la presentadora este año (una mujer que, por cirto, se desnuda cada dos por tres en Instagram). Somos así. Al final, tiran más dos.... Que dos carretas. Y no es una visión simplista, es pura objetividad--Mucho criticar...pero muchos la vieron: Pedroche lleva a A3 a su mejor dato desde 1994--.

El caso es que 'Sálvame' ya no interesa, al menos no como antes. Ojo, seguirá en antena, primero porque es el programa más rentable de la tele (cuatro horas diarias con 10 personas sentadas en una mesa) porque, repetimos, estos es cíclico. La era del escándalo y la prensa rosa volverá.

Aún con todo, si yo fuera colaborador o presentador de T5 estaría preocupado, muy preocupado. Vasile no debe de estar muy feliz con estos datos.