Periodismo
Belén Esteban Telecinco

Es el gran problema que ha tenido T5 siempre: No sabe aceptar la derrota. Es más, nos engaña, nos quiere hacer creer que no pasa nada, que todo lo que hace se transforma en oro. Tras el batacazo de las Campanadas de 'Sálvame', el 2 de enero de 2018, el programa celebró por todo lo alto el éxito, tratando de a los colaboradores como héroes. ¡Basta ya de máscara! La cosa va mal y cuánto más se tarde en admitirlo, pero será el remedio.

Los datos son varios. El primero y más llamativo es que las Campanadas del 2017-18 en T5 fueron las menos vistas en 12 años. ¡12 años! Hasta las que presentó Sobera hicieron más. Un 8% de los espectadores vieron a Terelu, Kiko Hernández, Lydia Lozano, María Patiño y Mila Ximénez comiéndose las uvas. Irrisorio.

Luego hay que tener en cuenta el reciente fracaso de ‘Las Campos'. En el estreno de la tercera temporada del reality made in ‘Sálvame' (comparte creadores y colaboradora, Terelu)

A todo esto, el 'cortijo' de T5 lleva una mala racha tras un año de audiencias a la baja y muy irregulares.

Y un último dato. Telecinco ha vuelto a liderar por sexto año consecutivo pero con un 13,3%, un 1,1% menos que en 2017.

Y tras todo esto, nadie hace análisis nio admite ningún tipo de responsabilidad. En Telecinco hay una huída hacia delante.

Para ejemplo lo que pasó el 2 de enero de 2017. Kiko, Terelu, Lydia, Mila y María bajaron las escaleras del plató arropados con los atronadores aplausos del público.

Con ustedes, las estrellas de las Campanadas.

Gritaba una enloquecida Carlota Corredera.

No había lugar para la humildad, para la autocrítica.

Por otro lado, ¿qué podían hacer? ¿Esconderse y llorar por las esquinas? No pero tampoco es cuestión de mentir al personal.

El problema, repito, es más profundo. Telecinco, como muchas empresas, tiene alergia a afrontar los errores o los fracasos peor en su caso, la evidencia es descarada.

Este año, por ejemplo, nadie pidió perdón por aprovechar una presunta agresión sexual en ‘GH Revolution' para hacer audiencia. Al igual que no se disculparon por el escándalo de ‘La noria' en 2011 ( Sólo Vasile exclamó el mea culpa pero ante los anunciantes no ante el público).

La estrategia del avestruz no funciona. Ya no. ‘Sálvame' tiene un problema. Todos lo sabemos, ellos lo saben pero nadie lo dice.

Y ojo, entiendo que cancelar el programa que retroalimenta el 80% de la parrilla es complicado pero algo tienen que hacer y con urgencia.