Periodismo
Carlos Sobera (TELECINCO). TV

El capo italiano de Mediaset no se suele andar con bromas. Paolo Vasile tenía depositadas gran parte de las esperanzas televisivas de este nuevo año en Carlos Sobera.

Para el presentador vasco se le había diseñado un programa a medida. Little big show, un espacio que nacía con periocidad semanal pero con proyección y vocación de reinventarse en sus contenidos y convertirse en diario, un talk show que bien podría encajar en la franja vespertina, esa que de momento ocupa ‘Sálvame'.

Pero los planes se le han chafado a Vasile antes de lo esperado, el apremio de las audiencias tiene la culpa.

Bien es cierto que su estreno el pasado 29 de diciembre fue esperanzador -al conseguir liderar la noche con un 12'7% de cuota de pantalla y 2.046.000 espectadores- pero en los dos siguientes programas el éxito se esfumó convirtiendo en espejismo la confianza depositada en el nuevo formato.

En la segunda entrega, con un Vasile crecido, los programadores de Telecinco decidieron cambiar el día de emisión y enfrentar el programa de Carlos Sobera con los niños de MasterChef en TVE, el batacazo fue descomunal y ‘Little big show' registraba un penoso e inaceptable 8.9% de cuota de pantalla con 1.471.000 espectadores y dejándose por el camino más de 600.000 espectadores con respecto a su estreno.

Con una tercera entrega mediocre, sin alcanzar siquiera el 10% de share, la decisión de su continuidad no está en manos de los programadores sino que depende directamente de Paolo Vasile, tal y como aseguran fuentes próximas a la cadena consultadas por Periodista Digital.

De esta forma, el "capo" ya habría tomado la decisión: cancelar el programa y devolver de nuevo a Sobera a su retiro de ligoteo en First Dates de Cuatro. Se acaba así la aventura del presentador vasco en Telecinco y se cierran momentáneamente las puertas a otros proyectos.

Y es que Telecinco no ha podido empezar peor el año 2018. Paolo Vasile no va a permitir más tropezones. Antena 3 lidera claramente los 10 primeros días del mes con una distancia que podría ser ya insalvable al final de enero.

En estos días Antena 3 (12'3%) aventaja en medio punto a Telecinco (11'8%) y, lo que es peor, Televisión Española también está por delante de la primera cadena de Mediaset.

De seguir esta tendencia Antena 3 romperá la hegemonía de Telecinco y Atresmedia (con los excelentes resultados de La Sexta) será el primer grupo de comunicación en 2018 y se impondrá a Mediaset.

Una forma alarmante para empezar el año para los de Vasile que además miran con espanto el siguiente mes, febrero, tiempo en el que regresa con fuerza la Champions League con partidos estelares (Real Madrid, FC Barcelona y otros) que ofrecerá Antena 3 y en los que se esperan los mejores datos televisivos de la temporada.