Periodismo

Mal trago para Vicent Sanchis en su propia casa, la TV3. El director del canal autonómico catalán recibió una reprimenda por parte del presidente de productores audiovisuales (PROA) Raimon Masllorens durante el debate del programa 'Tarda Oberta' del martes 10 de enero de 2018--Un cabreadísimo Vicent Sanchis, jefe de la TV3, acusa a Montoro de dejar a su canal herido de muerte tras la aplicación de la reforma del IVA--.

El contexto es el siguiente: Sanchis, al que le 'avala' una más que discutida responsabilidad en la manera de cómo ha cubierto informativamente hablando la TV3 el 'procès' catalán, lleva días diciendo que el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro dejará a su canal herido de muerte a causa de la aplicación de la reforma del IVA--Albiol deja para el arrastre a Vicent Sanchis en pleno debate por haber agitado y jaleado a los catalanes contra el PP--.

Tal es así, que Hacienda reclama a la corporación audiovisual catalana hasta un total de 167 millones de euros por el IVA de las subvenciones de la Generalitat--Monegal se cabrea por las críticas infundadas de Vicent Sanchis y deja al golpista jefe de la TV3 hecho unos zorros--.

Los cambios se notarán en casi toda la programación externa y en programas de máxima audiencia. La situación es negra, pero no tan negra como para cerrarla

Reconocía en una entrevista. Precisamente, como fruto de ese recorte en contenidos, vinieron los reproches de Masllorens. Según recoge e-Notícies, su intervención estuvo llena de reproches a la gestión de Sanchis:

¿por qué siempre se recorta en contenidos?, creo que es muy mala gestión porque una televisión, sea pública o privada, debe dedicar el máximo posible a tener buenos contenidos y no a tener estructura

Masllorens le recordó a Sanchis que TV3 se funde el 45% del presupuesto en personal:

Nosotros defendemos que cualquier televisión tiene que gastar dinero en contenidos. No estoy diciendo que todas las reducciones deban hacerse en personal, pero una empresa no puede permitirse el lujo de dedicar 54 % en personal