Periodismo
Elisa Beni contando sus batallitas. Antena3

Con la ayuda de un coronel del Ejército experto en espionaje, Susanna Griso dedicó buena parte de su 'Espejo Público' de Antena3 este 1 de febrero de 2018 al scoop de Telecinco con los mensajes de Puigdemont a Toni Comín interceptados.

Se ponían sobre la mesa las formas en las que se pueden interceptar mensajes, grabaciones y todas las comunicaciones, y entretanto apareció por el plató la controvertida Elisa Beni, para dar cuenta de las "herramientas" con las que trabaja en su Smartphone y, de paso, presumir de contactos en su agenda.

Beni rompía cualquier principio de discreción al informar a toda la audiencia que ella usa el servicio de mensajería Signal: "Yo cuando abro Signal me salen en mis contactos tres magistrados de la audiencia nacional, un decano, varios políticos..."

La periodista además daba cuenta de los servicios de mensajería móvil que utiliza habitualmente, 'Confide', Signal, Telegram "porque los mensajes están encriptados" y esto provocaba la risa y protesta de una sorprendida Susanna Griso: "¡Elisa, estás obsesionada!", provocando el cachondeo generalizado en el plató.

Beni trataba entonces de justificarse "hay fuentes que te van a contar cosas y claro te exigen que hablemos por un sistema seguro", explicaba para añadir que "yo tengo todos estos sistemas porque debo dar seguridad a la fuente que me quiere hablar..., tengo Signal, WhatsApp, Telegram, Confide...".

Momento que volvía a provocar la risa de Griso que interrumpía a la "obsesionada" para apuntar "me has recordado a las tabaqueras que entraban ofreciendo de todo".
"Yo saludo al Mossad cada vez que escribo", contestaba Elisa Beni.

Era el momento en el que intervenía Alfonso Rojo para dar la auténtica dimensión de lo ocurrido en la "cazada" a Toni Comín y los mensajes de Puigdemont: "Nos estamos volviendo locos, conocemos los mensajes porque Comín tiene presbicia y aparta el teléfono... podemos contar otras cosas para poner a la audiencia cachondo, pero el hecho concreto de lo que ocurre ayer es simplísimo: alguien que tiene presbicia aparta el teléfono y hay alguien detrás que lo graba". Alto y claro.

El formidable 'zasca' de Albert Castillón a Elisa Beni por pasarse de lista