Periodismo

Este lunes 12 de febrero de 2018 el programa de Ana Rosa consiguió ‘colarse' en la celda de Oriol Junqueras, el golpista líder de ERC cada día más olvidado al cumplir 100 jornadas en la prisión de Estremera de forma preventiva.

El espacio de Ana Rosa Quintana consiguió las respuestas por carta de la entrevista con el mismo formato al preso Junqueras, y de ellas se entresacan algunos titulares de lo más sintomáticos. El principal argumento es que Junqueras no quiere ni ver una presidencia de Puigdemont desde el exilio en Bélgica, y postula a Marta Rovira -ciertamente desaparecida- como mujer fuerte de ERC. Elsa Artadi se pone flamenca y rechaza que Puigdemont sea nombrado "presidente simbólico":

Nadie debió hacer una campaña en peores condiciones. Y hemos obtenido el mejor resultado histórico globalmente. ERC renunció a competir por el voto de los convencidos. Apostamos por ampliar el perímetro, por ensanchar, y ese es el gran triunfo.

El problema no es si se puede o no gobernar desde Bruselas, es si sería una presidencia efectiva. Y es obvio que el Estado español jamás permitiría que fuera efectiva. Ahí radica el problema.

Sobre si él podría ser candidato a la Generalitat:

Yo no he perdido mis derechos, que se sepa. Los tengo todos. O sea que válido, seguro, pero dicho esto, pienso que de entrada no me corresponde. En cualquier caso, la prioridad debe ser siempre recuperar el Govern.

Finalmente, los reporteros de Ana Rosa preguntaban por su apuesta para gobernar en su república catalana maltrecha, y recuperaba la figura de la desaparecida y ‘llorona' Marta Rovira. La extraña desaparición de Marta Rovira que deja acojonados a muchos :

Marta Rovira es un gigante, es alguien en quien todos confiamos.

La independentista que besaba su papeleta para romper con España ahora llora desconsolada.