Periodismo
Ángel Cruz y Juan José Cortés junto a una reportera.

A medida que transcurren los días vamos conociendo algunos trazos del comportamiento de la presunta asesina de Gabriel Cruz, la dominicana Ana Julia Quezada.

A los detalles aportados sobre su pasado (su llegada a España, el fallecimiento de una de sus hijas, sus relaciones sentimentales) hay que añadir algunos comportamientos registrados durante los 12 días en los que se mantuvo la incertidumbre sobre el paradero de Gabriel, el hijo de su pareja sentimental.

Y son datos preocupantes que descubren la auténtica mente retorcida de una asesina que ha sido capaz de mentir, manipular, fingir durante los días de la búsqueda y dormir junto al padre del niño que había asesinado horas antes.

En este capítulo de personalidad 'truculenta' y psicopática conocemos un suceso acontecido un par de días antes de la detención de Quezada.

Todo ocurría cuando Ángel Cruz, el padre del niño, recibía en su domicilio la visita de una de las personas más activas en el apoyo a los familiares víctimas de este tipo de delitos contra menores, Juan José Cortés, el padre de la niña Mariluz Cortés, tristemente asesinada por el pederasta Santiago del Valle en 2008.

Cortés visitaba a Ángel para ofrecerle todo su apoyo, asesoramiento y colaboración y en un momento de la charla, que se producía en el domicilio que comparte con Ana Julia, la asesina de Gabriel comenzaba a sentirse incómoda por lo que escuchaba del padre de Mari Luz. La hija de una expareja de la sospechosa Ana Julia: "¡Es muy mala, fría y calculadora!"

Los gestos de contrariedad daban paso a comentarios incómodos para con Juan José Cortés que finalmente derivaban en gritos y en la petición de que saliese del domicilio. Al parecer, después de este desagradable incidente injustificado, Ana Julia Quezada le pidió a Ángel Cruz que no volviese a tener contacto con Cortés.

Un incidente similar al padecido por la periodista del 'El Programa de Ana Rosa', Lucía Valero, que ha revelado que después de pasar varias horas con la familia:

"cuando me marché me consta que me insultó y que les pidió que nunca más entrara en la vivienda. Pero al día siguiente volvimos porque Ángel quería hacer un directo en 'El programa de Ana Rosa’ para pedir más medios y más ayuda". Ana Julia insultó a una reportera de Ana Rosa para que no entrara más en la casa familiar.