Periodismo
Jorge Javier Vázquez en 'Sálvame' de Telecinco. TV

Lo cuenta el presentador estrella de Mediaset en su habitual colaboración en la revista Lecturas: "Lo mejor está por venir. Él".

Lógicamente dispara las especulaciones. ¿De quién se trata?

Jorge Javier Vázquez está atravesando un periodo dulce en los profesional. Después de meses de dudas, sobre todo tras el batacazo en Telecinco de la última edición de Gran Hermano, ha llegado el buen momento de Supervivientes y un despegue del Sábado Deluxe.

Pero el lo personal la cosa no marcha nada bien para el presentador de Badalona después de su ruptura sentimental con Paco, su pareja de más de 10 años, algo que el propio Jorge Javier anunciaba en Sálvame.

En su cadena había cierta preocupación por cómo podría afectar en lo profesional ese calvario personal, igualmente ocurría entre las amistades y familiares que componen el círculo más intimo del presentador, conocedores de que su separación sentimental era un palo absoluto, uno de los más duros de su vida.

Meses después, una entrada en su blog habitual en la revista Lecturas ha llenado de especulaciones Telecinco o toda Mediaset, también entre sus amistades a las que ha cogido desprevenidas en primer lugar la confesión que realiza Jorge Javier Vázquez y, en segundo, el enigmático final de su mensaje.

Así, Jorge comienza escribiendo:

"Me gusta vivir en la cama. Tumbarme en el sofá. Hacer locuras por un hombre. Que las hagan por mí. Ir solo al teatro y que luego me esperen en la puerta para ir a cenar. Perderme en Instagram. Encontrarme con mensajes sugerentes. Tontear por teléfono. Llevarme decepciones presuntamente amorosas. El momento previo a irme a la cama con alguien. El momento justo en el que se marcha y respiras aliviado".

Intimidad a la que sige la tremenda incógnita que desprende en su texto con un "él" que da mucho que ya está dando mucho que hablar:

"El momento ideal en el que decide quedarse y continuar lo ya acabado, es decir reiniciar. El momento mágico de bajarle los calzoncillos. Poder cantar 'Bingo' interiormente. Los huevos benedict. Llegar a casa y que los perros brinquen a mi alrededor. Hablarles. Preguntarles cosas. Las miradas que me dedican respondiéndome a todo. Ser consciente de que la felicidad existe. Vivir sin miedo. El silencio. No quedarme colgado del pasado. Continuar. Pensar qué voy a hacer en verano. Soñar con todo lo que me queda por hacer. La frase "Lo mejor está por venir". Los lunes en el Rialto. Él".