Periodismo
Terelu y María Teresa Campos.

Este pasado viernes 29 de junio ha ocurrido algo poco usual en la emisión diaria de Sálvame. Ni Jorge Javier Vázquez ni Paz Padilla estaban disponibles para presentar el programa. Tampoco Carlota Corredera. En la reunión de intendencia del día anterior, confirmadas las ausencias, tanto la dirección de Telecinco como la de la Fábrica de la Tele comunicaban a Kiko Hernández que dejaba de ser colaborador para tomar las riendas del programa de este viernes.

Una decisión que sorprendía a la totalidad de los colaboradores y redacción del programa. En ocasiones similares se hacía cargo de la presentación uno de los directores, David Valldeperas, que para colmo estaba presente en el estudio al mando de la coordinación del espacio.

No era un programa sencillo para Kiko Hernández porque se enfrentaba a varias broncas con colaboradores o antiguos colaboradores del programa como era el caso de Antonio Tejado, tensión añadida que se completaba, tal y como les ha contado Periodista Digital, con la irrupción de la Policía Municipal de Madrid en los estudios de Telecinco para notificar una demanda interpuesta por Mariló Montero contra Gustavo González...

Ingredientes de cara al público aunque lo verdaderamente interesante ocurría detrás de las cámaras: la elección de Kiko Hernández para presentar Sálvame se hacía en un día en el que entre las colaboradoras se sentaban dos de Las Campos, Carmen Borrego y Terelu Campos. Esta última, aspiraba a ser la sustituta natural de Jorge Javier Vázquez como quería ella misma y promocionaba su propia madre, María Teresa Campos.

En círculos próximo al programa y a Mediaset se habla ya directamente en la caída en desgracia de Las Campos porque la elección de Hernández como presentador precisamente en el día en el que coinciden en plató las dos hermanas es toda una declaración de intenciones. Otras fuentes consultadas aseguran que el enfado de la matriarca, María Teresa Campos, es mayúsculo con Telecinco.

La situación y las relaciones profesionales entre Las Campos y Mediaset son ahora más tensas que nunca, según han asegurado a Periodista Digital fuentes próximas a Telecinco.