Periodismo
La entonces presentadora de TVE.

El asalto de Podemos a TVE con la imposición de un nuevo Consejo de RTVE a su medida es solo el inicio de lo que se antoja una larga historia por escribir. La "guerra sucia" está en pleno apogeo en la televisión pública y las hostilidades se han abierto en torno a la figura del presidente, Tomás Fernández Flores, que no es un hombre tan de consenso como han pretendido vender tanto el PSOE como los de Pablo Iglesias.

Pero la cosa se ha complicado en las últimas horas más de lo esperado por la irrupción en la batalla por el control de RTVE de un personaje más que notable: la Reina Letizia. Sí, la antigua trabajadora de Televisión Española ha estado inmersa en una campaña en pro de su íntima amiga, Almudena Ariza, para que fuera ella la presidenta del Consejo. Una vez nombrado Fernández Flores la campaña prosigue pero ahora se torna al "acoso y derribo" del presidente de TVE.

Ariza no ha escondido, a todo aquel a quien ha solicitado su respaldo, su amistad con la Reina Letizia y tampoco el apoyo implícito de su ‘real amiga' para el cargo de la presidencia de TVE. En círculos periodísticos y desde luego entre todos los trabajadores de RTVE era más que notorio el respaldo de Letizia Ortiz a su antigua compañera.

La injerencia, conocida por todos, no ha sentado bien en Palacio. En la Casa Real no han gustado las "maniobras" de la Reina en el delicado proceso de renovación de RTVE. Pero peor aún está sentando que se pueda mezclar a doña Letizia en la sucia campaña de desprestigio que se ha iniciado para manchar la imagen de Tomás Fernández Flores.

Y es en este punto, según han asegurado a Periodista Digital fuentes próximas a La Zarzuela, es cuando Casa Real ha intervenido para afear la postura de la Reina Letizia. Más todavía con el desarrollo de los acontecimientos porque hoy la guerra sucia contra el nuevo presidente es total: el entorno de Almudena Ariza, ese entorno en el que está Letizia Ortiz, acusa a Fernández Flores de "machista y mujeriego" y tener solo un criterio profesional que se basa en fichar caras bonitas, aunque él estuviese en la radio.