Periodismo

La polémica del domingo 15 de julio de 2018 la marcó la manifestación de ultra derecha que se dio cita en el Valle de los Caídos para protestar contra la exhumación de los restos de Franco. Y es este un tema que solivianta mucho los ánimos de radicales de un lado y del otro, y también, incluso, a los más moderados. Una protesta en el Valle de los Caídos rechaza la exhumación de Franco:

De modo que se lió parda trasladado a la televisión ya en lunes 16 de julio de 2018, cuando en Telecinco entrevistaban (o intentaban) a Pilar Gutiérrez, portavoz del Movimiento por España, el grupo convocante de la reunión.

Sonsoles Ónega en 'Ya es mediodía' tuvo que lidiar con un primer desplante de su protagonista, que salió por piernas cuando vio que no le gustaba nada el devenir del programa y escuchó cómo hablaban de ella como 'ultra derecha':

"Le pido a ese periodista friki que nos ha insultado, que lo retire, porque nosotros no somos frikis, somos personas españolas con los mismos derechos a nuestro honor, y defensores de un régimen que nos pareció el mejor de la historia. Y no éramos cuatro gatos, ¡éramos diez mil personas contadas por la Guardia Civil! ¡Yo estoy oyendo aquí fake news y no soy dispuesta a tolerarlo!"

Dicho esto sobre uno de los colaboradores de Ónega, se marchó. La propia presentadora se cogió un rebote importante:

"¡Pilar Gutiérrez! ¡Siéntese! Me ofende usted levantándose. Pilar Gutiérrez se levanta y se va, pero sinceramente le digo que no me parece porque aquí estamos para hablar y para debatir, ¡y le recuerdo que aquí fake news, ninguna, opiniones todas, incluso la suya!".


SEGUNDO ROUND CON LA FRANQUISTA

Pero habría un segundo round con Pilar Gutiérrez, que volvió convencida por el equipo de Telecinco para seguir protagonizando un momentazo televisivo tremendo:

¡Que dejen de insultarnos! ¡Qué ultras ni qué ultras! Somos amas de casa, señores mayores y niños, ultras son los que queman contenedores!

Y a partir de ahí, una retahíla tremenda:

Es mentira que estuviéramos viviendo en una dictadura con Franco, y la RAE ha sido forzada por los Gobiernos a cambiar la denominación que tenían del régimen de Franco que lo consideraban de autoridad y se negaban a decir que era una dictadura porque no reunía las condiciones.

Entró entonces en la disputa el asesor político siempre ligado a socialistas, Luis Arroyo, pero ya era imposible subir más los decibelos al tiempo que descendía el nivel del debate:

Arroyo: Señora, no tengo ningún ánimo de insultar, pero este debate está súper superado.

Pilar Gutiérrez: ¡Porque usted lo diga!

Arroyo: Yo creo que la historia dice con toda claridad lo obvio, que hubo un Golpe de Estado...

Pilar Gutiérrez: ¡Totalmente falso!

El resto de la conversación es un choque directo y brutal de una mesa llena de periodistas demócratas con una representante de algo ya muy pasado y absolutamente residual. Pilar García de la Granja, Javier Negre, el propio Luis Arroyo, la presentadora Sonsoles Ónega y especialmente la reportera del procés, Mayka Navarro, que terminó llamando fascista a las claras a la invitada.