Periodismo
Laura Rosel y Ana Pardo de Vera.

Hace tiempo que el programa que produce El Terrat para TV3, "Preguntes Freqüents', ha quedado investido como 'La Noria' oficial de TV3 bajo el sesgo independentista.

Su estructura se resume en un caldo de bronca donde el tema siempre sea vapulear a España y reforzar lo mucho que odian a los catalanes el resto de españoles y lanzar mierda contra el Estado.

Como ya denunció Víctor Amela, 'ocultado' a representantes de la sociedad catalana que no sea independentista, para lo cual no dudan en traer a tertulianos de fuera.

Su coctel de mierda contra España de su programa del último fin de semana estaba bien aderezado para atacar a la Jefatura del Estado.

Ingrediente Número Uno: Las cintas de Villarejo

Lejos quedan los tiempos en lo que cuando Mónica Terribas se jactaba de que en su TV3 - cuando ella lo dirigía - no hablaban de la vida íntima de los demás. Rienda suelta a las cintas de Villarejo con la señalada como ex amante del anterior Jefe del Estado y un montón de tertulianos convencidos de la veracidad de las mismas (en general para los tertulianos de TV3 diríase que un hecho que deje mal a representantes del Estado o 'unionistas' siempre será verdad).

Como tertuliana 'de fuera' destacaba Pilar Urbano, que lleva ya unas cuantos años disfrutando de poner a parir a la Familia Real siempre que tiene ocasión. Cuando no es tachando de homófoba a la Reina Sofía, es acusando de golpista a Juan Carlos I, antes ya quiso involucrar en el 23-F a Luis Herrero o acusar a George Bush de haber derribado aviones durante el 11-S.

Poca novedad en nada de lo que dijo salvo su deseo de que Pedrojota Ramírez sea el Presidente de lII República española ¡Vuelve la conspiración republicana de Vilallonga, ahora con Villalonga...! Si Trevijano, 'tonto útil' que diría César Vidal, levantara la cabeza....

La nota alegre la puso la periodista Ana Romero, señalada en las cintas por Villarejo y Corinna como 'agente del CNI'. Romero entró en el programa para reírse de las cintas "en mi casa no paran de llamarme, agente Romero" y aseguró que Corinna en esas cintas "está leyendo el guion que le han preparado" y se preguntó si el productor de las mismas, Villarejo, "estaba ahí en ese momento o la grabó después e hizo edición". Sin dejar de recordar las acusaciones contra el ex policía, empresario y abogado por corrupción y chantajes.

Ingrediente Número Dos: El Franquista

TV3 dio una sorpresa entrevistando al portavoz de la Fundación Francisco Franco, Jaime Alonso. Y aquí hay que romper una lanza a favor de Laura Rosel, que demostró que se puede ser entrevistadora independentista y educada. Esto a cuento de que Alonso está acostumbrado a participar en programas de La Sexta para que sus presentadores la escupan y le desprecien públicamente intentando ganar méritos ante la audiencia.

Parece como si los Iñaki López o Mamen Mendizabal de turno se sintieran 'héroes' del antifranquismo por pegarle cuatro berridos al que no es sino simple historiador apasionado por Franco (un historiador en algunos aspectos bastante ignorante, dado que - salvo que fuera una trampa de edición de TV3 - confundió a Puig Antich con Julián Grimau).

Rosel luego para evitar que la criticaran por la presencia de Alonso dejaría paso a la no-presidenta de RTVE, Ana Pardo de Vera, y a otro historiador, naturalmente independentista, Arnaú González, para que le pusieran a caldo llamándole 'bellaco', 'mentiroso' y delirante cuando ya no podía responder.

¿Para qué contactaban en TV3 con la Fundación Francisco Franco? Pues para que pusiera a parir a la Familia Real, que era básicamente el motivo por el cual le interesaba su presencia a TV3. Y Alonso entró en el juego diciendo que la Monarquía de Juan Carlos y Felipe era "la obra predilecta" de Franco. ¿Adivinan por donde tituló la web de TV3 el programa?

Ingrediente Número Tres: El hijo bastardo

Cómo las cintas de Villarejo, el franquista y la Urbano le debieron parecer poco, Laura Rosel incluyó en el programa una entrevista a Albert Solá, un señor que dice que es hijo bastardo de Juan Carlos I y que se despachó a gusto contra este en el espacio diciendo que era 'un enfermo de poder' y que 'lamentaba' ser su hijo (aunque bien que lo pregona).

Su entrevista no merece más comentario que esperar que TV3 no vuelva a dar lecciones a Telecinco ni a nadie más con el tema de la vida privada, y tiene gracia que lo haga precisamente un programa producido por Andreu Buenafuente, que tantas lecciones daba contra el modelo de televisión que, según él, tocaba temas de vida personal, etc. Los tiempos (y los números) cambian.

Y de postre: Leña a los 'ultras' de Ciudadanos.

Al igual que no sólo de pan vive el hombre, no sólo de leña a la familia real española vive TV3, le quedaba tiempo para entrevistar a un disidente de Ciudadanos, Alexis Martín, para que - ante una complaciente Rosel - pusiera a caldo al partido de Albert Rivera por su 'vertiente ultra' y lo muy fachas e incoherentes que le parecían los miembros de su ex partido. Lo malo es que el Sr. en cuestión empezó loando a la televisión pública catalana, lo cual no facilita considerar su criterio del todo ajustado a la realidad y si continúa diciendo lo poco que le gusta la bandera española y lo mucho que respeta el lazo amarillo, pues permite identificar sus preferencias.

Igual no hubiera estado de más por parte de TV3 contactar con algún representante de Ciudadanos en Valencia para conocer la otra versión del conflicto que llevó a la salida del Sr. Martín, como Toni Cantó, que fue directamente atacado en la entrevista.

Pero hubiera sido un gesto de pluralidad, que no es algo muy de moda en TV3. Y ya que les gusta entrevistar a disidentes... ¿por qué no entrevistan a los disidentes de los partidos indepes? ¿Por qué no entrevistan a López de Lerma o a Alfons L. Tena en Preguntes Freqüents?

Un innegable el programa plató de gusto para todos los independentistas. Para próximas entregas Buenafuente puede contar con Ricardo Sáenz de Ynestrillas, Jaime Peñafiel, Iñaki Anasagasti o el primo de Letizia Ortiz visto el estilo de programa que quieren hacer.