Política

Se dice que a falta de pan, buenas son tortas. Y si al rimbombante acto, a razón de 127.000 euros de vellón, no van a acudir los principales líderes europeos, pues entonces hay que tirar de un plan B y rodearse de invitados de postín.

Carles Puigdemont aspiraba a que su acto del 24 de enero de 2017 en Bruselas, fuese una declaración de intenciones de su referéndum ilegal ante las instituciones comunitarias. Pero allí no acudió ni el tato, al menos los que los separatistas catalanes pensaban que asomarían la nariz por el foro bruselense.

Pero para 'Cocomocho' eso no tuvo que suponer mucho problema y el presidente de la Generalitat se hizo rodear de invitados que le dieran 'lustre'.

El que destacó por encima de todos fue Moussa Ag Assarid, y no sólo por su atuendo, vestido con un tuareg.

Tal y como cuenta Okdiario, Moussa Ag Assarid es el portavoz en Europa del Movimiento Nacional para la Liberación del Azawag (MNLA), una organización político-militar aliada de Al Qaeda que en 2012 protagonizó la conocida rebelión tuareg- una revuelta con 200.000 desplazados- que declaró finalmente la independencia unilateral de la región de Azawad (Mali).

Assarid no dudó en apoyar con entusiasmo a Puigdemont en su reclamación secesionista, con aplausos e incluso mezclándose entre un grupo de catalanes llegados de Calafell y portando una de sus pancartas pro-independentista. Tras la conferencia, ambos conversaron animadamente.

Galería de imágenes: