Política
El Ayuntamieto de Madrid se defiende panza arriba: "El formato del 'Running Man Challenge'ha sido utilizado por cuerpos policiales de varios países del mundo"

Los sindicatos policiales están que trinan con el Ayuntamiento de Madrid, y en especial con la alcaldesa, Manuela Carmena; el edil de Seguridad, Javier Barbero; el director general de la Policía Municipal, Andrés Serrano; y el inspector jefe del Cuerpo, Teodoro Pérez. Y no es para menos; la pretendida campaña de concienciación sobre el respeto a las normas de Seguridad Vial, es una patochada de mucho cuidado.

Y es que en el canal oficial del Cuerpo en YouTube, se ha colgado un vídeo ante el cual es difícil no troncharse de risa, y en el que aparecen en vísperas del día de San Juan, -cuando la Policía Municipal de Madrid celebrará su patrón, San Juan Bautista-, varios agentes haciendo el ganso y bailando mientras regañan a diversos ciudadanos que cometen infracciones, como si fueran niños y sin perder un patoso 'movimiento' en una actitud que hace preguntarse si no están bajo los efectos de alguna extraña sustancia.

Esta desafortunada manera de promocionar de paso tal día, -en el que por cierto ni asomará la cabeza el desfile militar por el patio de cristales del Palacio de Cibeles, merced al inefable Barbero-, es considerada por los sindicados CSI-F y APMU, como "una vergüenza, una falta de respeto y no se valora nuestra importancia".

Así, los agentes se sienten "desprestigiados y ridiculizados", aunque desde la Policía han explicado que es un "vídeo preventivo" con el formato del 'Running Man Challenge':

"Han sido utilizados por cuerpos policiales de varios países del mundo como forma de acercamiento al ciudadano".

La respuesta no se ha hecho esperar:

"Creemos que existen otros modos de realizar la referida divulgación pedagógica, y para ellos les invitamos a la efectuada por otros Cuerpos de Seguridad, que también realizan campañas de concienciación y que dependen de otras Administraciones donde les respetan y valoran su importancia dentro del tejido social".

Desde APMU, por su parte, apuntan que que el vídeo "no ha sido bien acogido" por gran parte de la plantilla. Los agentes consideran que "no da muy buena imagen de nuestro trabajo".