Política
Rajoy con Urkullu. LM

El PNV va a aprovechar y a lo grande la fuerza que le dan sus cinco escaños en el Congreso de los Diputados para arrancar a Mariano Rajoy pasta a manta y mayores compromisos con el autogobierno vasco.

Los nacionalistas recuerdan que hay una veintena de transferencias recogidas en el Estatuto de Guernica pendientes de traspasar, y pretenden aprovechar la debilidad del Gobierno del PP para lograrlo en esta legislatura.

Con la mirada puesta en los Presupuestos de 2018, que quieren negociar con el Gobierno a la vuelta del verano, el PNV desea canjear sus votos por dos cuestiones que le interesan especialmente: Seguridad Social y Prisiones.

El PNV reconoce que pretende aprovechar la oportunidad que supone para él la situación de un Gobierno débil que necesita cada uno de sus votos.