Política

El vídeo lo han subido a Twitter los independentistas más radicales, como una 'prueba' de que lo iracundos presidentes de la ANC y de Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, -que visten actualmente obligado traje a rayas-, son poco menos que unos santos, ya que intentaron con toda su buena fe disolver la manifestación del 20 de septiembre de 2017 frente a la sede del Departament d'Economia. (La sucia trampa que tendió Trapero a la Guardia Civil con 'nocturnidad y alevosía').

Se olvidan, quizá, de que ambos azuzaron a  las masas para ello y que la cita casi acaba como el rosario de la aurora para la Guardia Civil, a quien tendió una sucia encerrona el inefable Trapero, que hasta ahora se ha ido de rositas. El que la jueza Carmen Lamela los ha mandado a la cárcel por haber "animado" a esas furibundas masas, (ver mensaje que mandaron bajo estas líneas) -tras la detención entonces de 14 altos cargos en relación con la organización del referéndum del 1 de octubre-, les trae por lo que se ve al pairo. Lo mismo que el de que los dos mendas estén sobre el capó de un coche de la Guardia Civil. (Rufián pierde la cabeza en Turquía por 'los Jordis' y sus compinches se suben al cadalso). 

Los medios independentisas venden ahora las oscuras imágenes a todas luces, en tanto dice que "contradicen" parte del auto de la magistrada, quien asegura que Sànchez y Cuixart "nunca utilizaron (el control que tenían de la manifestación) para desconvocar o diluir una concentración que habían convocado".

Cuixart, flanqueado por Sánchez, exclamaban a vz en grito de esa facha y guisa:

"Os pedimos que en la medida que sea posible, de forma tranquila, hoy, en pocos momentos, disolvamos esta convocatoria".

Pero ni caso.

Testigos de la escena relatan que tras la negativa de los concentrados a disolverse, Sànchez tomó el relevo de su compañero y megáfono en mano lo volvió a intentar convocando a la vez a los manifestantes a otra concentración frente al TSJC a partir del mediodía del día siguiente. Igual respuesta al paripé. 

La escritora Liz Castro, quien estuvo a punto de ocupar el puesto de Jordi Sànchez al frente de la Assemblea Nacional Catalana tras dejarlo Carme Forcadell, ha retuiteado el vídeo con la transcripción del discurso de Cuixart al inglés.