Política
Oriol Soler y Andreu Grinyó abandonando la embajada de Ecuador en Londres (El País) El País.

Un ideólogo de los golpistas catalanes visitando a Julien Assange en Londres. La foto de El País no deja lugar a dudas. Oriol Soler, y Andreu Grinyó, han sido cazados saliendo de la embajada de Ecuador en la capital inglesa--Puigdemont y los suyos pagaron un pastón a Julian Assange para que defendiera su independencia ilegal--.

El encuentro tuvo lugar el 9 de noviembre de 2017. La reunión se prolongó durante cuatro horas. El activista perseguido por la justicia estadounidense por el caso 'Wikileaks' ha difundido desde hace tiempo miles de tuits en apoyo del independentismo catalán--Twitter estalla en carcajadas porque Assange protagoniza el mayor ridículo de la era virtual--.

La información es de Rafa de Miguel y viene acompañada por pruebas irrefutables: la imagen del empresario y editor Oriol Soler abandonando la embajada donde permanece recluido Assange desde hace más de cinco años--El vaticinio del cotilla de Assange: "El 1-O nacerá una nueva Cataluña o habrá una guerra civil"--.

Soler ha negado al diario de Prisa que su encuentro sirviera para haber preparado la campaña de comunicación (y de difamación) a través de las redes en favor del golpismo. Diga lo que diga, Assange ha colaborado para la causa secesionista difundieno tuits (y varias desinformaciones) en apoyo del 'govern' sedicioso de Carles Puigdemont y de su referéndum ilegal del 1-O--Julian Assange, el fundador de Wikileaks, pide la cabeza del director del Periodico de Catalunya--.

Soler, relevante promotor del independentismo catalán, y Grinyó, director de marketing del supermercado online Ulabox y experto en campañas de comunicación en red, se vieron con Assange en la embajada de Ecuador, situada en el número 3 de Hans Crescent entre las cinco de la tarde y las nueve de la noche, horario español, del mencionado día--Pérez-Reverte apalea al espía de pacotilla Assange: "Usted es un perfecto idiota e ignorante sobre España y Cataluña"--.

Soler no negó su visita al polémico activista y declaró a El País que:

Los catalanes hemos sufrido también espionaje electrónico y físico, censura, irregularidades judiciales, arrestos, intentos de extradición, prisión, exilio, bloqueo financiero, noticias falsas, contrapropaganda, como Julián Assange, y estuvimos compartiendo nuestra visión del momento

Se sospecha que el fundador de Wikileaks quiere utilizar el clima de desestabilización que causa el independentismo tanto en España como en la Unión Europea para promover una causa global: una revolución social que se lleve por delante el modelo de sociedad actual y sus instituciones.

Este choque de los catalanes con el Estado español es un hecho determinante en la historia de Occidente

Poblaciones de todo Occidente aprenderán de vuestra experiencia

Declaró el 26 de septiembre de 2017 a través de una videoconferencia organizada por juventudes de ERC, PDeCAT y la CUP.

Los terroristas 'compañeros de viaje' del procés independentista en Cataluña