Política
La encuesta prohibida sobre el 21-D en Cataluña, que publica 'El Periòdic d'Andorra'. PD
Los indecisos suben un punto y llegan al 28% a cinco días de las elecciones

Desde el pasado 16 de septiembre de 2017, cinco días antes de la celebración de las elecciones catalanas, no se pueden publicar nuevas encuestas de intención de voto el 21D, en virtud de la ley electoral.

Sin embargo, El Periòdic de Andorra continuará publicando encuestas cada día hasta el día en que se abrirán las urnas en Cataluña.

Aquí puede consultar la primera encuesta prohibida para los medios nacionales de España.

Las encuestas publicadas en las últimas semanas ofrecen resultados muy ajustados para el bloque independentista y constitucionalista.

ERC y Junts per Catalunya han protagonizado la mayor guerra de votantes, con ligeros repuntes y descensos para uno y otro partido secesionista que el viernes apuntaba a una mayor ventaja de Esquerra Republicana, con su líder, Oriol Junqueras, en prisión.

Según el último sondeo de Metroscopia publicado el viernes por el diario El País, los partidos constitucionalistas rozarían el 45% de los votos en los próximos comicios catalanes del 21 de diciembre, aunque los independentistas lograrían 63 diputados, a cinco de la mayoría absoluta en el Parlament.

De este modo, Catalunya en Comú-Podem (CatECP), el partido de Xavier Domènech, jugaría un papel fundamental en la conformación del Gobierno.

Este sondeo otorga la victoria a Ciudadanos con el 25,2% de los votos y entre 35 y 36 escaños, diez más de los que tiene actualmente. Le seguiría en segunda posición los independentistas de ERC, con el 23,1% de los votos y 33 escaños.

Por su parte, la última encuesta publicada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) para las elecciones catalanas reflejaba casi un empate entre ambas formaciones, con el partido de Oriol Junqueras y Marta Rovira a la cabeza con 32 diputados y un respaldo del 20,8%, pero con la formación de Inés Arrimadas superándole en votos (22,5%) y casi empatando en escaños (entre 31 y 32).

Pierde fuerza la lista del ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, Junts per Cataluña, que obtendrían 22 diputados y el 14,3% de los votos. Según el CIS, la antigua PDeCAT lograría un 16,9% y entre 25 y 26 escaños.

La remontada se la llevaría el PSC de Miquel Iceta, que ganaría cuatro escaños hasta los 20 asientos en el Parlamento catalán y el 14,3% de los votos. El CIS, en cambio, le otorgaba un respaldo del 16% y 21 escaños.

La CUP de Carles Riera, que en 2015 sacó 10 escaños, perdería dos diputados hasta quedarse con ocho y el 6,4% de los votos (el CIS le daba 9 diputados y el 6,7% de los votos) y también se resentiría el PP de Xavier García Albiol, con 11 escaños en 2015, que caería hasta los cinco y seis diputados (el CIS le daba siete y un 5,8%).