Política
Manifestantes en Cataluña con la bandera española y con la estelada separatista. EF
La Generalitat publicará por primera vez los resultados de cada una de las 8.247 mesas electorales el día después de los comicios

La participación en las elecciones autonómicas del 21-D se ha disparado un 81% entre los catalanes que viven en el extranjero respecto a las últimas elecciones autonómicas, celebradas el 27 de septiembre de 2015, según han anunciado este 20 de diciembre de 2017 el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, y el secretario técnico del Ministerio del Interior, Juan Antonio Puigserver.

En una rueda de prensa, ambos han informado de que el número de solicitudes de voto rogado que han sido aceptadas es de 39.521, lo que supone un 81,53% más de las que se admitieron en los comicios del 27-S de hace dos años, cuando el 64% de esas papeletas fueron para opciones independentistas.

Millo ha advertido de que en las elecciones del 21-D los recuentos paralelos, en referencia a un posible conteo por parte de asociaciones independentistas como la ANC, no serán válidos y que el único con garantías será el oficial, que por primera vez ofrecerá también los datos sobre las actas de cada una de las 8.247 mesas electorales el 22 de diciembre en la web en la que se publiquen los resultados.

"Es importante remarcar y dejar claro que el único resultado válido, el que tiene todas las garantías de transparencia y rigor, es el que dará la propia Generalitat de Cataluña, que es el resultado del escrutinio de cada una de las actas de cada mesa del colegio electoral".

Mientras la participación desde el extranjero crece, el voto por correo desde España ha bajado un 26,5%, con 78.876 solicitudes aceptadas frente a las 107.421 personas que optaron por votar por correo en las elecciones de septiembre de 2015.

A pesar del crecimiento de la participación en el extranjero, esta no alcanza ni una sexta parte de los 226.381 catalanes residentes fuera de España con derecho a voto, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Preguntado por las quejas expresadas por algunos catalanes residentes en el extranjero por las dificultades y retrasos a la hora de poder votar, Millo ha indicado que si existen problemas o "alguna disfunción" es debido al sistema postal del país en el que reside el elector.

"Si en algún lugar en concreto hay retrasos, es por el funcionamiento postal de ese país. El envío desde aquí se hace conjuntamente. Pasa habitualmente, también en otras elecciones. Toda la documentación se ha enviado en tiempo y forma. Cualquier disfunción está relacionada con el funcionamiento postal de ese país".

Las cifras hechas públicas este miércoles van en la línea de lo que se espera: el CIS ya avisó el pasado 5 de diciembre de que un 84,6% de los encuestados aseguraban que irán a votar "con toda seguridad", lo que supondría una participación récord.

Este jueves 21 de diciembre, 5.554.394 catalanes tienen derecho a voto, de los que 5.328.013 están empadronados en Cataluña y 226.381 residen en el extranjero.

Además, unos 163.000 jóvenes podrán participar por primera vez en las autonómicas catalanas, al haber alcanzado la mayoría de edad después de las celebradas el 27 de septiembre de 2015.