Política
El golpista envía al exconseller Toni Comín unos mensajes en los que asegura que afirma que el Gobierno de Rajoy ha triunfado y se siente "sacrificado"

Los partidos políticos, con representación en el Parlament de Cataluña debaten este 31 de enero de 2017 qué camino tomar después de la decisión del presidente del Parlament, Roger Torrent, de aplazar el pleno de investidura del profúgo Carles Puigdemont, lo que generó división entre las formaciones independentistas (Puigdemont a la deriva: "Esto se ha terminado, yo ya estoy sacrificado").

Aunque en un vídeo publicado en las redes, el expresidente fugado -en Bruselas, según fuentes policiales- afirmó que "no hay ningún otro candidato posible" y reclamó unidad, en unos mensajes dirigidos al exconseller Toni Comín, divulgados este miércoles en El Programa de Ana Rosa, de Tele 5, se muestra vencido por el Gobierno de Mariano Rajoy (El golpista fugado Toni Comín traiciona a los 'indepes' porque pasa del procés y lo da 'todo por la pasta' ).

El golpista apalancado en Bélgica, intenta de paso reivindicar su condición de periodista para llorar por su intimidad 'violada':

Confiesa, eso si, a su compinche Comín, que ha sido "sacrificado" por sus correligionarios (Ana Rosa Quintana hunde el 'procés' con la exclusiva de su vida: "Hoy se acaba Puigdemont").

"El plan de Moncloa triunfa, solo espero que sea verdad y que gracias a esto puedan salir todos de la cárcel porque si no el ridículo histórico, es histórico".

Puigdemont envió estos mensajes este martes 30 de enero al diputado de ERC Toni Comín, uno de los fugados en Bélgica, horas después de que se aplazara el debate de investidura en el Parlament.

Se trata por tanto de una conversación privada entre dos de los huidos en Bélgica de la justicia española.

Fuentes próximas a Comín han anunciado que se querellará por la vulneración del artículo 197 del Código Penal que pena, hasta con cuatro años de cárcel, el descubrimiento de secretos para quien "se apodere de sus papeles, cartas, mensajes de correo eléctrico o cualesquiera otros documentos o efectos personales".

Los mensajes fueron captados del móvil del propio Comín por un cámara durante un acto en Lovaina en el que estaba previsto que participara Puigdemont, aunque finalmente mandó un vídeo.

El fotógrafo se situó tras el exconsejero mientras este recibía los mensajes del expresidente.

Soraya Saenz de Santamaría, ha dicho sobre los mensajes de Puigdemont:

"Es momento de decir en público lo que se dice en privado".

La vicepresidenta del Gobierno pide a Torrent que inicie una nueva ronda de contactos para salvar la situación en Cataluña.