Política
Toni Comín. TV
En su cuenta de Twitter sigue afirmando que es conseller de Sanidad

Antoni Comín Oliveres, más conocido como 'Toni Comñin, es el personaje de moda, tras ser pillado por Ana Rosa Quintana y su equipo intercambiando mensajes con el prófugo Puigdemont.

  Aunque su fama nacional es reciente, como subraya Ines_Calderon en Sueldos Públicos, Toni Comín es un veterano de la política catalana, hijo y nieto de personas vinculadas a la política.

El exconseller de Sanidad, que se fue a Bruselas con Carles Puigdemont y otros golpistas de su Govern tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución, es el único, junto con el expresident fugado, que mantiene el escaño.

Es posible que necesite los 2.871 euros brutos mensuales (asignación básica) que le paga el Parlament a la vista de que en su declaración de bienes únicamente incluye una finca rústica heredada y poco más de 3.800 euros en su cuenta corriente.

Según la información que ha remitido al Parlament tras revalidar su escaño en las elecciones del 21 de diciembre, sólo cuenta con el 14 por ciento de una finca rústica valorada en 25.418 euros, 3.838 euros en sus cuentas corrientes y 40 euros en otros productos financieros.

Sorprende esta escasez de recursos cuando Comín lleva trabajando más de 20 años, de los cuales más de diez cobrando un sueldo público. Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Barcelona y doctorado por la Universidad Pompeu Fabra, según su biografía en el Parlament, trabajó en La Caixa en 1996 y obtuvo una beca Schumann en el Parlamento Europeo en ese mismo año.


En el Parlament de forma intermitente desde 2004

Entre 1997 y 2003 trabajó en el Colegio Sagrado Corazón y desde 2001 es también profesor de ESADE. Entró en política de la mano del PSC en 2004.

Pese a no estar afiliado al partido, obtuvo un escaño en el Parlament. Su padre lo había conseguido por el PSUC en 1980, pocos meses antes de fallecer. Mantuvo su escaño por el PSC hasta 2010 y un año después se afilió al partido.

Dejó su militancia en el PSC en el año 2014 y en 2015 se presentó a las elecciones autonómicas bajo las siglas de Junts Pel Sí, como hicieron otros excompañeros del PSC, como Raül Romeva o Ernest Maragall.

También consiguió un escaño y en 2016 Puigdemont le designó conseller de Sanidad. Estuvo en el cargo entre mitad de enero de 2016 y finales de octubre de 2017, cuando cesó. El pasado 21 de diciembre revalidó su acta de diputado, en esta ocasión, en la lista de ERC.

A pesar de que como conseller ha percibido más de 110.000 euros brutos al año (unos 21 meses) y que el sueldo de diputado del Parlament es generoso, Comín no ha conseguido mantener en sus cuentas ni siquiera 4.000 euros.