Política
Dos mossos y el conseller de Interior cesado Joaquim Forn. CT
Demoledor para los responsables los Mossos, el exconsejero de Interior Joaquim Forn (en prisión preventiva desde noviembre pasado) y el exjefe Josep Lluís Trapero

Van todos camino del banquillo y si en España hay Justicia, con mayúsculas, y todos somos igaules ante la Ley, muchos de ellos tendrán que terminar en el talego.

El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, que fue responsable del operativo policial durante el referéndum ilegal del pasado 1 de octubre de 2017, ha asegurado este jueves 1 de febrero de 2018durante su comparecencia como testigos en el Tribunal Supremo que la prioridad de los Mossos era "facilitar" la celebración de la consulta.

La suya como responsable del operativo era, según ha afirmado, cumplir el auto del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que instó a requisar las urnas y las papeletas.

"El cumplimiento de la ley estaba por encima de la convivencia ciudadana".

Pérez de los Cobos ha declarado durante más de cuatro horas ante el juez Pablo Llarena.

Su declaración, según fuentes presentes en la misma, ha sido demoledora para los responsables los Mossos, el exconsejero de Interior Joaquim Forn (en prisión preventiva desde noviembre pasado) y el exjefe Josep Lluís Trapero, investigado en la causa que instruye la juez Carmen Lamela en la Audiencia Nacional.

Respecto a ellos, Pérez de los Cobos ha sostenido que, durante los días previos al referéndum, pudo constatar que Trapero, aunque siempre terminaba sus declaraciones diciendo que se cumpliría el mandato judicial, no estaba dispuesto a cumplir el auto y que Forn era el que daba las órdenes al jefe de los Mossos.

Las acusaciones han preguntado si Trapero "actuaba por libre" o cumplía órdenes de Forn y Pérez de los Cobos ha afirmado que, en su opinión, cumplía las instrucciones de la cúpula de Interior.

UN EJÉRCITO CONTRA ESPAÑA

La Generalitat diseñó la creación de un Ejército "destinado a la defensa de la República Catalana" tras la declaración de independencia, tal como indica un informe de la Guardia Civil entregado al juzgado número 13 de Barcelona.

Esas fuerzas armadas debían servir para "prevenir, entre otros riesgos, los que podrán provenir del Estado español", interpretan los agentes tras examinar con detalle los 20.515 correos incautados a Lluís Salvadó, exsecretario catalán de Hacienda y número dos de Oriol Junqueras.

Uno de esos correos, enviado semanas antes de la consulta ilegal del 1-O, contiene un documento titulado La seguridad de la República catalana. Allí se plantea el modelo de defensa del nuevo Estado y se subraya que el debate en ese punto es "urgente".

El documento subraya que hay "mucha incertidumbre sobre cómo se comportará el Estado español" durante lo que denomina "periodo de transición". Sus autores admiten que, durante algunos años,

Cataluña necesitará que "otro Estado le dé protección de manera temporal". El trabajo, remitido por Salvadó a Vicepresidencia, también valora la posibilidad de implantar una mili en Cataluña.

Pero acaba descartando esa opción.